04 1 Fiestas San Frutos Villancico 55
Un momento de la interpretación del Villancico./ KAMARERO

Sin grandes alharacas ni artificios, Segovia celebra la fiesta de su patrón San Frutos dejando en manos de la ciudadanía  la participación  en los actos religiosos y culturales que se organizan en honor del santo eremita. Poco a poco se van incorporando a la causa festiva aquellos que eligen este día para viajar a los centros comerciales de las provincias limítrofes para disfrutar de una jornada que comienza  cuando las campanadas del reloj del Ayuntamiento suenan a las 12 de la noche y la hoja del libro de la vida de San Frutos pasa un año más de forma milagrosa.

La Cofradía del Paso de la Hoja hace posible el milagro y este año encargó a la ilustradora gráfica  segoviana Celia Uve la ilustración que en 2022 formará parte del catálogo de artistas que ya han colaborado en esta bonita iniciativa. El mensaje que San Frutos inspiró a la artista segoviana tuvo un marcado carácter ecológico, en el que el santo invita a cuidar la naturaleza tras un verano trágico que ha devastado miles de hectáreas por los incendios forestales.

Tras el ‘paso de la hoja’, el enlosado de la Catedral  fue escenario de un ‘videomapping’ que evocó la figura de San Frutos a través de una original propuesta audiovisual que  convirtió la imponente fachada del templo en el escenario de las distintas alegorías dedicadas al santo.

Mientras tanto, en los soportales de la Plaza Mayor, la Asociación de Cocineros de Segovia comenzaba a servir las 1.500 raciones de ‘Sopas del Santo’,  cuya recaudación fue este año destinada a Autismo Segovia. Los voluntarios de la asociación fueron los encargados de la venta de los boletos que permitían el acceso al rico manjar, que se agotaron en su totalidad. El quiosco fue el escenario  de la actuación de OSO DJ Tropijaleo, cuya propuesta musical no fue bien entendida por el público, que tras la actuación del Mester de Juglaría, parecía apostar más por la música en directo.

Horas mas tarde, a mediodía, el trascoro de la Catedral se llenó un año más para escuchar la interpretación del Villancico a San Frutos con el que comienza la misa solemne en honor al patrón de Segovia. Los ensayos previos dieron su fruto y las voces y músicos dirigidos por Francisco Cabanillas hicieron  vibrar a los espectadores con  ‘los prodigios y milagros’ que la letra de esta composición  realizada a finales del siglo XIX por Antonio Hidalgo atribuye al santo eremita. Como novedad, este año la parte de las voces blancas fue cantada a dúo por los integrantes de la Escolanía de Segovia Silvia Callejo y Guillermo Cuadrado, cuyo acoplamiento fue perfecto y no restó brillantez a  la interpretación.

En la Plaza Mayor, la banda de la Unión Musical Segoviana amenizaba el paseo de los segovianos con un concierto en el que piezas de música clásica y bandas sonoras de películas conformaron el programa. En el concierto hubo una especial dedicacón a la Banda de Música de Coca, cuyo director Asier Doval dirigió la pieza dedicada  al trompetista Aitor Sanz, fallecido recientemente, como homenaje al que fuera integrante de la agrupación musical caucense.

04 2 Fiestas San Frutos Amigo Romance 05
Los galardonados por la Cofradía del Paso de la Hoja posan con sus premios./ KAMARERO

Desde el templete,  la Cofradía del Paso de la Hoja hizo entrega del premio ‘Amigo de San Frutos’ al Restaurante José María, cuyo mentor José María Ruiz y su hija y gerente del establecimiento Rocío Ruiz  agradecieron con emoción esta distinción, cristalizada con la figura realizada por Jesús de la Cruz, y recordaron en sus intervenciones el esfuerzo de sus trabajadores y proveedores para poner todo su talento al servicio de sus clientes.

Antes, la periodista de CyL TV Patricia Martín, cumplió con el ruego de la cofradía para dar lectura al ‘Romance del Santo Eremita’, que desde 1993 recuerda la vida y milagros del Santo Eremita.

La jornada concluyó con el concierto de la orquesta de Plectro y Guitarra ‘Cuerda para Rato’ en la sede de la Real Academia de San Quirce.

Dos voces blancas para la historia

Algunos de los grandes hitos de la historia surgen del azar o la casualidad, y ayer en la pequeña historia de la fiesta de San Frutos, el 25 de octubre de 2022 quedará marcado por ser la primera vez que el villancico cuenta con un dúo de voces blancas en su parte solista, cuando la tradición señala un único intérprete.  Inicialmente, la encargada decantar ‘al siervo bueno y fiel’ en solitario iba a ser la niña Silvia Callejo de la Escolanía de Segovia, pero algunos problemas de garganta aconsejaron añadir otro intérprete para aportar mayor seguridad a la titular. Así,  Guillermo Cuadrado fue el elegido de última hora para acompañar a su compañera de la Escolanía en esta empresa, de la cual ambos salieron más que airosos pese a los nervios iniciales.

El esfuerzo de los dos jóvenes fue recompensado tras el villancico por una larga ovación del coro y los músicos, que  enorgulleció a Silvia y Guillermo y puso una sonrisa de satisfacción en la cara de la directora de la Escolanía Marisa Martín, que sufrió empáticamente los mismos nervios que sus discípulos.

Ya más tranquilos, los dos  jóvenes intérpretes reconocieron que compartir escenario les hizo sentirse “más seguros”, y aunque llevan cinco y seis años respectivamente cantando cara al público aseguraron que a medida que avanzaba la interpretación, los nervios iban calmándose.