6 1nerea WEB 1
Integrantes de los colectivos de música tradicional que participaron en el homenaje, junto a la representación institucional. / Nerea Llorente

Como la jota que recopiló Agapito Marazuela, la que dice “caracol, como pica el sol, los pájaros pían…”, el sol quiso sumarse al homenaje al maestro del folclore en el 130º aniversario de su nacimiento en el pueblo de Valverde del Majano el 20 de noviembre de 1891. Fue un acto sencillo, como siempre, con ofrenda de flores, como siempre, pero al mediodía, al ser una edición sabatina, cuando tradicionalmente se venía realizando por la noche.

Como es habitual, el escenario fue la plaza del Socorro, donde se encuentra la singular escultura de Marazuela que hizo José María García Moro, con la participación de colectivos que llevan a cabo una labor de difusión y conservación de la música tradicional, como la Escuela Municipal de Dulzaina de Segovia, La Esteva y la Ronda Segoviana, y representación institucional a cargo del alcalde de Valverde, Javier Lucía; el concejal de Cultura de Segovia, Alberto Espinar y el portavoz de IU en el ayuntamiento de la capital, Ángel Galindo y concejal de Medio Ambiente y Juventud.

Este último participó también por la tarde, desde las 18,15 horas, en otro acto de homenaje organizado por el PCE en Segovia. Agapito Marazuela, militó en el PCE y fundó, junto al escultor Emiliano Barral, las Milicias Antifascistas de Segovia para colaborar en la defensa del Madrid asediado por el ejército de Franco. Después de la Guerra Civil estuvo encarcelado.

En ambos casos se trató de convocatorias discretas para evitar aglomeraciones en un espacio relativamente estrecho como es la plaza del Socorro. En cualquier caso, Segovia ha recuperado los homenajes que Marazuela no pudo recibir en 2020 debido a la situación sanitaria.

Volvieron las jotas, espontáneas y alegres como lo fue también el pasacalles de la Escuela Municipal de Dulzaina de Segovia desde la Plaza Mayor a la del Socorro. La Esteva y la Ronda Segoviana estuvieron representados por Rosa Velasco y Fernando San Romualdo, la primera, y Carmelo Gozalo y Ángel Román, la segunda.

6 2nerea WEB
Pasacalles de la Escuela Municipal de Dulzaina de Segovia. / Nerea LLorente