Hospital General Fachada KAM9145
Más de la mitad de las pruebas de detección realizadas corresponden a la modalidad PCR.

El cambio de estrategia en la lucha contra el covid-19 ha modificado algunos protocolos que durante dos años estuvieron vigentes. Una de los mayores variaciones afectó a la realización de test de detección, que desde la aparición del coronavirus han sido un elemento vital para intentar controlar la expansión del patógeno.

El actual protocolo, lejos de lo que se podría pensar, no ha provocado una reducción en la realización de test, a pesar de que ahora las pruebas se realizan prioritariamente entre mayores de 60 años y población vulnerable, dejando buena parte de los casos leves entre jóvenes sin análisis.

En estos momentos, los equipos sanitarios de la provincia han realizado ya más de 400.000 test de detección contra el covid-19, según detalla la página de datos abiertos de la Junta que muestra la evolución de la pandemia.

En concreto, la cifra asciende hasta 402.741 pruebas efectuadas en la provincia, lo que supone el 7,3% de los 5.549.692 test realizados en Castilla y León durante los más de dos años que ha durado la pandemia.

Teniendo en cuenta que hace casi 800 días desde la aparición del coronavirus, resulta que las autoridades sanitarias de la provincia han realizado cerca de 520 test diarios de media en este periodo pandémico.

De esas más de 400.000 pruebas realizadas, el 11,52% confirmaron la enfermedad. Aunque este porcentaje parece alto, se ha rebajado mucho en comparación con el de las primeras olas, cuando la tasa de positividad provincial se alzaba por encima del 20%.

En la actualidad, Segovia cuenta con el tercer valor más reducido de la Comunidad, solo por delante de Soria y Ávila. Esto contrasta con la tasa del primer año, cuando la provincia lideraba los registros.

La realización de test no ha sido homogénea a lo largo del periodo, viviendo momentos donde se realizaban miles de ellos de forma diaria mientras que en otros se realizaban apenas unas pocas decenas. La situación epidemiológica marcaba su avance.

Sobre los tipos de test realizados, las autoridades sanitarias de la provincia han utilizado principalmente tres variantes: los PCR, los test de anticuerpos y los test de antígenos.

La primera modalidad ha sido la más demandada. De conocida solvencia, su uso se ha alargado durante toda la pandemia, hasta el punto que representan más de la mitad de los realizados en la provincia.

En Segovia se han efectuado un total de 206.929 test PCR, el 51,38% del total. De ellos, 18.803 han resultado positivos, revelando la enfermedad covid-19.

La segunda modalidad más utilizada son los test de antígenos. Estos, al contrario de los anteriores, aparecieron meses después de la aparición del coronavirus, globalizándose su uso durante la tercera ola (en enero de 2021).

A pesar de no estar disponibles desde el primer momento, estos test han sido muy importantes en la lucha contra el virus, siendo utilizados en los cribados masivos. En la provincia se han efectuado 154.052 análisis con este tipo de test, casi el 40% del total. De ellos, contabilizaron resultado positivo 4.423.

La tercera modalidad fueron los test de anticuerpos, desplazados completamente a medida que avanzó la pandemia por su menor fiabilidad, hasta el punto de quedar con un uso casi testimonial a partir de la tercera ola. Durante el último año, se han efectuado apenas 4.000 análisis con esta prueba.

En global, los equipos sanitarios de la provincia han efectuado un total de 41.760 diagnósticos con este tipo de test, de los que 4.423 resultaron positivos.