andariegos hermanamiento canarias 03
Un grupo de personas disfruta de la ‘Cena típica segoviana’ ofrecida por la Diputación y los Andariegos. / E. A.

Aunque la programación del viaje a Las Palmas de Gran Canaria para visitar a los hermanos tirajaneros incluía un sinfín de actividades, todos los participantes esperaban con gran deseo la ‘Cena típica segoviana’ para aproximadamente 200 personas, la cual está ofrecida por la Diputación de Segovia y la Asociación Cultural de Andariegos Segovianos.

En concreto, el gran banquete se celebró este jueves, 25 de noviembre, cuando todos los asistentes eligieron sus mejores galas, tomaron asiento en las mesas donde tenían reserva, extendieron las servilletas sobre su regazo y miraron con gran entusiasmo el menú que les ofrecían.

Riqueza gastronómica

Del mismo modo que en la ‘Cena típica canaria’, que tiene lugar en Segovia, los cocineros -guiados por Dionisio Soto Soto– llevaron a los tirajaneros las tradicionales recetas gastronómicas y alimentos de la tierra. Con gran esmero, empezaron a salir los primeros platos del menú. En concreto, el jamón serrano de Jambur, de Cantimpalos, fue el entrante, que creó unas expectativas difíciles de superar para los comensales.
Sin embargo, nada es imposible, ya que el menú continuó con unos judiones de Segovia con sus apaños de la Criba de Valseca. Como segundo plato, se sirvió cochinillo asado Marca de Garantía ‘Procose’, aunque precedido por el ritual segoviano de partirlo con un plato, el cual sorprendió en gran medida a los asistentes.

En suma a ello, los platos estaban maridados con vino tinto ecológico de la bodega Redreja de Valtiendas, cuyas copas se llenaban y vaciaban, aunque no se olvidaron de brindar por el 25º aniversario del hermanamiento y por los que, sin ninguna duda, se celebrarán en el futuro. No obstante, también por la unión entre la Diputación de Segovia y el Cabildo de Gran Canaria, que cumple cinco años.

Finalmente, el postre consistió en unas tradicionales natillas, que culminó el banquete, pero no el encuentro. Los participantes en la ‘Cena típica segoviana’ esperaron unos momentos para levantarse de sus sillas. Mientras, compartieron risas, canciones, música, agradecimientos y felicitaciones. Así, a los lazos de amistad ya formados se sumaron otros nuevos, lo que constituye, precisamente, el objetivo y seña de identidad del encuentro, en particular, y del hermanamiento, en general.