Miguel Ángel de Vicente, Magdalena Rodríguez y Benjamín Cerezo durante la presentación del IV Fin de Semana del Turismo de Segovia. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

Los días cinco y seis de octubre Riaza será el centro base de las actividades del IV Fin de Semana del Turismo de Segovia que un año más ha organizado Prodestur con el objetivo de proporcionar a todos los segovianos un turismo de proximidad y de calidad. Con la llegada del otoño y gracias al éxito y la buena acogida que lleva recibiendo desde 2016 esta iniciativa, en esta edición el lugar elegido para la celebración del evento ha sido el nordeste de Segovia, con el municipio de Riaza a la cabeza.

Durante todo el fin de semana se llevaran a cabo una serie de actividades culturales y deportivas que darán comienzo a las 10.30 horas del sábado con la ‘Ruta del Color’ que recorrerá los pueblos de Martín Muñoz de Ayllón, Madriguera, Villacorta y el Muyo. A la misma hora tendrán lugar una ruta por ‘Los Molinos’ y una ruta a caballo. A las 14.00 horas y para comer, los asistentes podrán disfrutar de una caldereta de cordero amenizada con charanga. Por la tarde y durante todo el domingo tendrán lugar otras actividades como: exhibición de Jotas y Danzas, exhibición de Doma y Saltos a caballo o una visita a la estación de esquí de La Pinilla.

Al acto de presentación acudieron Miguel Ángel de Vicente, presidente de la Diputación, Magdalena Rodríguez, diputada de de Prodestur, y el alcalde de la localidad segoviana, Benjamín Cerezo. “Muchas veces visitamos otras provincias o países, nos emocionamos con viajes que preparamos, y no reparamos en que Segovia tiene muchísimos rincones que no tienen nada que envidiar a otros lugares y que desconocemos”, afirmaba Miguel Ángel de Vicente.

La diputada de Prodestur resumió la importancia de estas iniciativas asegurando que “el turismo de proximidad es hoy una oportunidad y un valor fundamental para nuestros pueblos. Un modelo turístico basado en aquello que prioriza lo más cercano y la calidad por encima de la lejanía y la cantidad. Un turismo ligado a los valores del territorio: productos locales, paisajes, naturaleza, historia y cultura. Un turismo consecuencia de la base productiva del mismo territorio y que además sea admitido y querido por sus habitantes, que sean ellos los que marquen los límites en cuanto a la capacidad de acoger turistas y en el peso económico que el descubrir nuevas culturas, les alentaba a “conocer también su propio entorno; ponerse los ojos de viajeros y desplazarse apenas setenta kilómetros para admirar los pueblos rojos, negros y amarillos o subir al Mirador de Piedras Llanas”.

La oferta de alojamiento que ofrece la organización para el fin de semana tiene capacidad para acoger a más de 1.300 huéspedes distribuidos en más de 15 establecimientos. Además, se instalará en el parque municipal de la localidad una feria de artesanía y productos gastronómicos de la zona, un parque infantil y se podrá disfrutar de paseo en calesa y en poni para los más pequeños. Y para que todo el mundo pueda asistir, desde la Plaza de Toros y la Vía Roma de Segovia saldrán los dos días varios autobuses hasta Riaza que tendrá un precio de 10 euros por persona.