Varios pasajeros de tren esperan en un andén de la estación de Chamartín, en Madrid, en una imagen de archivo. / EFE - PACO CAMPOS
Varios pasajeros de tren esperan en un andén de la estación de Chamartín, en Madrid, en una imagen de archivo. / EFE - PACO CAMPOS

Usuarios del tren convencional y de las líneas de Cercanías han visto este lunes retrasados sus viajes por una avería en el software del enclavamiento de Chamartín a causa de unas obras. Este fallo afecta desde primera hora de la mañana a la mayoría de las líneas de Cercanías de Madrid, así como a trenes de media y larga distancia de ancho convencional.

Según indica el administrador de infraestructuras ferroviarias, Adif, la única línea de cercanías que en principio no se está sufriendo alteraciones horarias es la C5 de Humanes-Atocha-Móstoles El Soto, la más utilizada de España; así como los servicios que utilizan las líneas de ancho internacional (AVE, Alvia y Avant).

En un comunicado emitido en torno a las 9.30 horas, Adif explica que trabaja con la  firma tecnológica Alstom para resolver la incidencia y restablecer el servicio en el menor tiempo posible. El problema, que afecta a los subsistemas de control, mando y señalización, se ha identificado como consecuencia de los trabajos para la puesta en explotación de las nuevas vías 9, 9B, 10 y 10B de la Estación de Chamartín – Clara Campoamor.

Servicios

En líneas generales, a las 8.30 los viajeros podían ir desde Chamartín hasta Aeropuerto T-4 en tren lanzadera desde la primera de estas estaciones, y las líneas C-1, C-2, C-3, C-4, C-7 y C-10, que son las que pasan por Chamartín, continúan registrando retrasos.

La incidencia también afecta a los trenes de larga distancia y media distancia de ancho ibérico/convencional: El Intercity Madrid-Almería (que irá en autobús hasta Vilches) y los trenes de Media Distancia que unen Madrid con Jaén, Albacete, Soria y Zaragoza.

En estos casos, Renfe ha dispuesto que las salidas para Jaén y Albacete sean desde Aranjuez, mientras que los que van a Soria y Zaragoza parten desde Alcalá de Henares, estaciones que estarán comunicadas por autobuses con Chamartín hasta que se resuelva la incidencia. Por su parte, los trenes Santander-Alicante y Gijón-Castellón harán trasbordo en autobús entre Chamartín y Atocha.

Para estos servicios, al disponer de ‘billete personalizado’ y de los datos de los viajeros, Renfe está informando de la incidencia por SMS y correo a los afectados. En caso de desistir de realizar el desplazamiento, Renfe permitirá a estos viajeros el cambio o la anulación del billete sin gastos.