9 1cuidades patrimonio
La alcaldesa y la concejala de Patrimonio Cultural, el viernes con técnicos de las ciudades Patrimonio. / E. A.

El viernes concluyeron las jornadas de trabajo sobre los planes de gestión de las 15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España que el día anterior comenzaron en la Casa de la Moneda con una visita al tramo urbano del Acueducto a modo de exposición práctica sobre las distintas actuaciones municipales que afectan directamente al monumento romano, que junto a la ciudad vieja integra la declaración de la Unesco en el caso de Segovia.

La concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, explica que, entre otras cuestiones, en las jornadas se ha abordado “la simbiosis entre patrimonio natural y cultural y qué debe prevalecer o cómo controlar el efecto del primero sobre el segundo”.

En este sentido, la edil del Grupo Socialista comenta, en relación a la importante colonia de vencejos que llega a la ciudad en primavera y permanece en ella hasta el mes de septiembre, que “aunque en general no hacen grandes nidos, ni profundizan mucho en los sillares del Acueducto, posiblemente las aves sean uno de los agentes que pueden causar mayor daño pero no podemos atacarlas, hay que controlarlo”.

El efecto de las aves, o incluso de murciélagos, es común a otras ciudades Patrimonio de la Humanidad como, por ejemplo, Cáceres, que es zona ZEPA (zona de especial protección para las aves).

La llegada de los vencejos, junto a otros inconvenientes, ha motivado además que la campaña de tratamiento de la vegetación del Acueducto tenga que posponerse hasta que estas aves se marchen de la ciudad.

Martín admite que inicialmente la Concejalía había previsto realizar esa campaña en marzo y se llevaron a cabo los trabajos previos, como visitas de técnicos de Cultura de la Junta para plantear la estrategia de actuación.

Indica, en este sentido, que este tratamiento es más complicado de lo que pueda pensarse porque en función del espacio en que arraigan las plantas y del tipo de especie se requieren actuaciones diferentes. Las pautas marcadas por la administración autonómica incluyen que un técnico restaurador fije las directrices en cada una de las casuísticas y, además, requiere autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio al tratarse de una intervención directa en el monumento.

La propuesta no ha podido concluirse antes de la llegada de los vencejos y de ahí que ahora, al tratarse de una especie protegida que anida entre los sillares del Acueducto, haya que esperar a que se vayan.

Las dos jornadas de las quince ciudades Patrimonio de la Humanidad celebradas en Segovia han consistido en la exposición de sistemas de gestión del patrimonio cultural declarado por la Unesco para extraer modelos de gestión y buenas prácticas comunes.

Plan de gestión pendiente

A finales de este mes de junio, Mérida será sede de una asamblea de alcaldes de las ciudades Patrimonio de la Humanidad en la que se dará a conocer un estudio sobre planes de gestión.

El Plan de gestión de la ciudad vieja de Segovia y su Acueducto está pendiente aunque se ha previsto que su elaboración se inicie este mismo año con una subvención de la Junta de Castilla y León, que aporta 100.000 euros, a los que el Ayuntamiento suma otros 20.000.

Segovia se encuentra entre la minoría de ciudades Patrimonio de la Humanidad de España que todavía no dispone de esta herramienta que es un elemento requerido por la Unesco para el mantenimiento de la declaración de la ciudad como patrimonio mundial.

La concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, comenta que al menos ocho de estas ciudades, entre ellas las otras dos de Castilla y León, Ávila y Salamanca, ya cuentan con su plan de gestión o lo han licitado este mismo año, como es el caso de Cáceres.

La intención de la edil es iniciar su licitación en cuanto se disponga del estudio que ha realizado la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico para el Grupo de Ciudades Patrimonio gracias a la subvención nominativa anual del Ministerio de Cultura y Deporte.