7 2 WEB
En estas fotografías aéreas, tomadas durante las obras de construcción del aparcamiento de las Oblatas, la línea punteada indica el tramo de la Muralla donde se va a intervenir. / E. A.

El Ayuntamiento adjudicó el 2 de julio las obras de restauración de un tramo de 311 metros de la Muralla de Segovia situado en la ladera norte con un presupuesto de 1.124.373,51 euros. Ese mismo mes inició el procedimiento para licitar en cuatro lotes los servicios técnicos para el seguimiento de esta intervención en el que está considerado como el cuarto gran monumento de la ciudad: la dirección de la ejecución de las obras, la dirección de obras y el responsable del contrato de restauración, la coordinación de seguridad y salud y la dirección arqueológica. La Mesa de Contratación del consistorio segoviano ha dejado desiertos los tres últimos porque las ofertas presentadas no cumplen con requisitos del pliego.

La previsión de la concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, era que las obras de restauración comenzasen el pasado mes de septiembre pero es evidente que habrá un retraso cuya duración todavía no se ha determinado.

Los trabajos cuentan con financiación estatal a través del programa del 1,5% cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), que aporta el 75% del coste de las obras, adjudicadas a Estudio Método de la Restauración. El Ayuntamiento cofinancia este proyecto con una aportación de 366.150 euros.

La zona donde se intervendrá, entre la Puerta de San Cebrián y el muro de la propiedad del Hospital de la Misericordia, tiene especiales condiciones topográficas, muy irregulares, que dan mayor complejidad a los trabajos de restauración. Por ejemplo, el desnivel medio, desde el pie de muralla hasta el paseo de Santo Domingo de Guzmán, es de 20 metros.

El presupuesto de licitación para los contratos de los cuatro lotes ascendía a 107.105,8 euros (IVA incluido) y el único adjudicado ha sido el de ejecución de obras a la empresa Zuga Edificación y Urbanismo por un importe de 27.588 euros (el de licitación era de 35.734 euros).

El informe técnico que ha servido de base para declarar desiertos tres lotes indica que dos de los licitadores han utilizado la misma memoria para los diferentes servicios técnicos a contratar, cuando el pliego señala que no se trata de documentos genéricos y deben abordar las singularidades de cada uno “más allá de los procesos que pueden considerarse estandarizados”.

Además, en un caso “a la dirección arqueológica no se le dedica ni una línea, más allá de decir el nombre del arqueólogo que la realizará” y lo mismo ha ocurrido en otro distinto “en el que no se distingue de forma específica la coordinación de seguridad y salud”.

Una tercera cuestión es que se planteó la coincidencia de funciones de tres de los servicios, cuando el Ayuntamiento, como promotor, entiende que una obra de esta complejidad requiere un equipo multidisciplinar de profesionales.