La estructura metálica de la terraza fue objeto de denuncias ciudadanas en marzo de 2015. / Kamarero
La estructura metálica de la terraza fue objeto de denuncias ciudadanas en marzo de 2015. / Kamarero

El Ayuntamiento de Segovia tiene previsto conceder este miércoles licencia para obras de restauración de la legalidad urbanística en el Hotel Acueducto, situado en la avenida de Padre Claret número 10 a pocos metros del principal monumento de la ciudad. El expediente se inició hace siete años, cuando el consistorio, a través de la Concejalía de Urbanismo, ordenó la paralización de obras que se estaban ejecutando en la terraza del establecimiento hotelero.

El orden del día de la Junta de Gobierno Local que el Ayuntamiento ha convocado para esta mañana prevé conceder la licencia dentro del “procedimiento de restauración de la legalidad por obras incompatibles con el planeamiento urbanístico, quedando modificada la licencia concedida con fecha 24 de septiembre de 2015 para la demolición de marquesina y restitución de cubierta a su estado anterior”.

Fuentes de Alcaldía informaron en marzo de 2015 de que, “ante la alarma social que ha suscitado la aparición de una estructura metálica en la cubierta del edificio en el que está ubicado este hotel , en el número 10 de la avenida Padre Claret, los servicios técnicos municipales realizaron una inspección al complejo hotelero para comprobar lo ejecutado. En la visita se comprobó que lo construido no está amparado por licencia urbanística por lo que inmediatamente se inició el correspondiente expediente de restauración de legalidad”.

La misma fuente municipal señaló que el Ayuntamiento advirtió la alarma social a través de “múltiples llamadas telefónicas de ciudadanos interesándose por esta construcción”.

El primer paso de la Concejalía de Urbanismo fue decretar la inmediata paralización de las obras, así como ordenar la demolición o retirada de lo construido, una estructura metálica visible desde el exterior.

La decisión implicó el inicio del correspondiente expediente sancionador al promotor por ejecutar una obra sin licencia municipal, y además, Urbanismo trasladó la información recogida al Servicio Territorial de Cultura, ya que la Comunidad Autónoma es competente en protección del patrimonio cultural.