12 2nerea WEB
Renfe conecta Castilla y León con el Mediterráneo. / NEREA LLORENTE

Renfe puso ayer en servicio las conexiones Alvia que enlazan el norte y este peninsular y que circulan a través del nuevo túnel que Adif AV ha construido en Madrid, entre Chamartín y Torrejón de Velasco, una infraestructura que permite la conexión directa de las líneas de alta velocidad del norte con la Comunidad Valenciana.

La nueva infraestructura, ejecutada por Adif AV, permitirá una mejora media de tiempos de viaje de unos 20 minutos, dependiendo del trayecto y de los servicios, y deja Madrid Chamartín como estación de referencia en la capital para todos los trenes pasantes entre el norte y levante, siendo la única en la que efectúan parada.

Así, coincidiendo con el arranque de la temporada turística, Renfe recupera los trenes transversales que unen Castilla y León con el Mediterráneo, con paso por Castilla-La Mancha, que acortarán los tiempos de viaje. Por ejemplo, el viajero que suba en Segovia con destino a Alicante habrá completado su trayecto en 3 horas y 40 minutos, y desde Palencia, en 4 horas y 51 minutos. De igual forma, el viaje entre Valladolid y Alicante se completará en 4 horas y 17 minutos y, desde León, en 5 horas y media. Los viajeros que hagan el trayecto entre Valladolid y Valencia lo completarán en 3 horas y 45 minutos, y los que hagan León-Valencia estarán en su destino en 4 horas y 54 minutos.