Las dificultades de movilidad generadas por el mal estado de muchas calles y carreteras ha hecho que en la última semana se multiplicara el uso de las telecomunicaciones, tanto de datos a través de las redes sociales como con tiempo de llamadas telefónicas.

Las propias compañías telefónicas han presumido del aumento del consumo durante el temporal sin registrar caídas en sus redes. Orange dijo que el intercambio de datos superó al de Año Nuevo e incluso por encima del mes de marzo, cuando empezó el confinamiento. Según Telefónica, el uso de Whatsapp triplicó estos días los niveles habituales de Navidades. Hace ahora una semana que parte de la provincia se vio seriamente afectada por la borrasca Filomena. Pero en mayor medida ocurrió Madrid y afectó a Segovia.

Repentinamente se suspendieron los transportes públicos entre las dos ciudades, tanto en autobús como en AVE, medios que cada día trasladan a más de 3.000 personas. A través de la plataforma ‘Usuarios de Avanza’, con 1.700 miembros, se intercambió información sobre la cancelación de líneas o de retrasos en las frecuencias entre las dos ciudades. Los móviles eran a veces el único canal de comunicación de los viajeros ante el colapso de las líneas telefónicas de la empresa.

La copiosa nevada y la baja temperatura del viernes y sábado pasados dejaron bloqueadas muchas carreteras de la provincia. Más de mil camioneros fueron obligados a detenerse en las áreas de descanso de la provincia Boceguillas, Santo Tomé del Puerto (A-1), Villacastín (N-110), Hontoria (AP-601), y Martín Muñoz de la Dehesa (N-601). Y a todo el transporte pesado se le impidió circular durante el fin de semana. En esos días, los profesionales del transporte y cualquier usuario que precisaba de información para conocer el estado de las carreteras recurrió a su teléfono móvil. Gracias a los diversos grupos que existen para compartir información sobre el tráfico, pudieron estar informados por sus compañeros.

La DGT, Protección Civil, y las distintas administraciones facilitan información del estado de las carreteras. Pero suelen hacerlo de forma parcial e incompleta, ciñéndose a las carreteras principales o a la red de su competencia. Por ello, lo más recurrente fue el uso de los grupos que un día nacieron para compartir información sobre ubicaciones de radares de Tráfico. En la provincia funcionan varios que utilizan plataformas como Facebook, Whatsapp o Telegram.

Alternativas

Uno de los administradores de RadarSegovia, con 1.057 usuarios en Telegram, reconocía que durante el pasado fin de semana hubo numerosas consultas y respuestas para conocer cómo estaban las carreteras. Este grupo tiene otros 6.900 seguidores en Twitter y 3.300 en Facebook. “En Segovia no fueron tantos, pero en la zona de Cuéllar, donde cayó mucha nieve, fue espectacular. Afortunadamente trataron rápidamente la carretera”, añade una responsable del grupo.

Otro de los grupos de comunicación más activos es el denominado ‘Atervagazos’, que tiene mayoritariamente usuarios de Cantalejo y alrededores. Muchos de ellos se dedican profesionalmente al transporte y transitan las carreteras que comunican con Madrid. Uno de sus administradores, que también prefiere ocultar su identidad, recuerda que el grupo nació hace un año. Se creó para evitar los “radares trampa”, pero ha sido fundamental para conocer el estado de las rutas estos días. Hay usuarios que van diariamente desde el centro de la provincia a Madrid, y usan carreteras de la red local, provincial, autonómica y estatal. “Y en ningún sitio hay información precisa y completa de toda la red a la vez”, justifica. “La información en tiempo real ha funcionado. Alguien preguntaba cómo está un tramo y el que puede informa a los demás porque acaba de pasar por allí. Ha sido impresionante”, señala.

Otro ejemplo de colaboración es el Jesús Gascón, de El Espinar. Pertenece al grupo SOS 4X4 y a la Asociación de Usuarios del Todo Terreno (AUTT), creada en defensa del uso de estos vehículos que cada día ven más restringida su movilidad por cuestiones ambientales. Fue uno de los voluntarios que prestó en Madrid colaboración con la Dirección General de Emergencias para facilitar el trabajo de las ambulancias y traslado de sanitarios atascados en Hospitales o no podían salir de sus casas para ir a trabajar. A través de su canal de Telegram se organizaron según su posición más próxima a los centros hospitalarios a atender. “Estoy orgulloso de mi afición y de mis compañeros, cuando se nos llama no dudamos”, añadía. Además este este año, como concejal que es, estuvo trabajando voluntariamente en Los Ángeles de San Rafael, donde remolcó a una ambulancia y una grúa, atascados por la nieve, como ya hiciera en la otra gran nevada que se registró en 2018.