Concurso Piano Santa Cecilia Premios
Sofía Melazde fue la ganadora de la categoría juvenil. / KAMARERO

Con toda una vida entregado a la música, el profesor y pianista Luciano González Sarmiento ofreció este domingo, 28 de noviembre, una lección sobre la importancia de los premios y recompensas a los jóvenes músicos que participaron en la vigésimo quinta edición del Premio Infantil de Piano ‘Santa Cecilia-Hazen’ que desde hace ya un cuarto de siglo es referencia en el fomento del crecimiento musical de las nuevas generaciones de músicos y pianistas en España.

Tras un intenso fin de semana, en el que el jurado presidido por el veterano músico y conformado por los también músicos Marianna Prjevalskaya y Enrique Bernaldo de Quirós y el crítico musical de El Adelantado Rafael Aznar escuchó las interpretaciones de los 15 aspirantes que participaron en este premio, la sala de La Alhóndiga albergó este domingo el acto de entrega de los galardones en las distintas categorías.

La coordinadora de la Fundación Don Juan de Borbón, Noelia Gómez, – institución que convoca este premio- introdujo el acto expresando su satisfacción por recuperar la presencialidad de la convocatoria tras la pandemia, y aseguró que el certamen “es también un espacio de encuentro y convivencia entre jóvenes pianistas donde compartir experiencias comunes más allá del concurso en si”.

Pero fue el presidente del jurado quien, en tono amable y cercano, se dirigió expresamente a los jóvenes músicos participantes para subrayar el concepto de encuentro apuntado por la coordinadora de la Fundación. Así, pidió a los ganadores que “no consideren el premio como algo fantástico, sino una fase más de su vida y de su aprendizaje como músicos”, y a los que no obtuvieron ninguna recompensa que evalúen su participación como “una experiencia para seguir aprendiendo”. De este modo, tanto los recompensados como quienes no lo fueron “están todos comprometidos en el progreso que es el aprendizaje, de cara a construir proyectos de felicidad en torno a la música”.

Por otra parte, no dudó en calificar el nivel de los concursantes como “extraordinario”, fruto en su opinión “de la evolución y del esfuerzo que conlleva el aprendizaje”, e invitó a la organización a seguir “forzando a los músicos y al jurado en este progreso, ya que del esfuerzo depende el desarrollo de nuestra sociedad”.

La nómina de galardonados (ver cuadro adjunto) en las distintas categorías reconoció la valía de siete de los quince participantes, siendo Sofía Melazde Shenguelia y Sofía Huerta Castrillo quienes se alzaron con el primer premio en la juvenil e infantil respectivamente. La joven pianista cántabra ganadora del premio juvenil se alzó también con los premios a la mejor intérprete de música española y a la mejor interpretación de la obra obligada, que este año era del fallecido compositor Antón García Abril.

Ambas pianistas añadirán a sus premios en metálico (450 euros en la categoría infantil y 600 en la juvenil) la participación el próximo año en la 47 edición del Festival Musical de Segovia MUSEG, así como conciertos en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en el Centro Botín de Santander.

Los galardonados en las distintas categorías posaron tras recibir sus premios ante el público. / KAMARERO
Los galardonados en las distintas categorías posaron tras recibir sus premios ante el público. / KAMARERO

Palmarés

Categoría infantil

Primer premio: Sofía Huerta Castrillo, 10 años (San Sebastián)
Segundo premio: Fernando Serrano Castellanos
Tercer premio: Manuel María Mahamud Zadórina

Categoría juvenil

Primer premio: Sofía Melazde Shenguelia, 14 años (Castro Urdiales, Cantabria).
Segundo premio: Manuel Nicolás Margineanu.
Tercer premio: Adrián Terán González.

Mejor intérprete de música española: Sofía Melazde Shenguelia.

Mejor interpretación de la obra obligada: Sofía Melazde Shenguelia.

Beca de exámenes de Trinity College London: Sofía Melazde Shenguelia.

Los premiados recibieron un bono de material didáctico por Hazen y un obsequio de la Fundación Antón García Abril. Los finalistas han obtenido una beca para el grado 8 de piano de Trinity College London.