“Recomendable para todos”

Exciclistas y cicloturistas alaban el recorrido de la marcha, por su asequibilidad, la riqueza paisajística que ofreció durante sus 92 kilómetros y el buen ambiente entre los inscritos.

3

“¿El recorrido?. Perfecto. Es asequible a cualquier amante del ciclismo, sin que esté muy preparado. Recomendable para todos”. Así opinaba el sábado el exciclista profesional Joaquín Migueláñez, una de las voces más autorizadas del ciclismo segoviano, sobre la I Marcha en Bicicleta de Carretera por el Camino de San Frutos. Otro exciclista profesional de la tierra, Miguel Ángel Tabanera, resaltaba “la belleza del circuito”, al tiempo que mostraba un deseo: “¡Ojalá se organicen en Segovia muchas marchas de este tipo!”. El mundo del ciclismo recibió con los brazos abiertos la creación, por parte de EL ADELANTADO, de la actividad. “Es de agradecer que surjan marchas así en Segovia”, indicó el exseleccionador nacional José Luis de Santos, hoy director del equipo de la ‘Fundación Contador’.

En su estreno, la Marcha en Bicicleta de Carretera por el Camino de San Frutos contó con el apoyo de numerosas instituciones, empresas y particulares. Ya desde la salida, en el complejo ‘Los Escobares’, el Ayuntamiento de La Lastrilla se volcó con la marcha. “En lo que yo esté de alcalde —decía Vicente Calle— promocionaré las actividades que se hagan por el Camino de San Frutos”. A su lado, uno de sus concejales, Benito Segovia, ofrecía café con leche a los inscritos. La empresa ‘SIMA Deporte y Ocio’, que gestiona las instalaciones deportivas de La Lastrilla, se puso a disposición de la organización para que los participantes se sintieran como en casa.

En cuanto al desarrollo de la marcha, y además del papel fundamental que desempeñaron la Guardia Civil, los voluntarios de Protección Civil de La Granja – Valsaín y la ambulancia de la empresa ‘Traslados Sanitarios por Carretera’, a la mayoría de los cicloturistas les llamó poderosamente la atención el buen trabajo realizado en la señalización del trazado por los motoristas de MC3ASAS, un motoclub radicado en el pueblo de Tres Casas que colaboró enviando a 17 de sus miembros. Dichos motoristas se conocían el recorrido a la perfección, ya que en el último mes lo habían realizado dos veces, para saber después en qué cruces debían colocarse e indicar a los cicloturistas el camino a seguir. La coordinación de la marcha se llevó a cabo desde la flota de KIA Tecnomotor Nervan, empresa de vehículos oficial de todos los eventos que se realicen este año en el Camino de San Frutos.

La mayoría de los cicloturistas consultados por esta Redacción destacaron, además de la facilidad del recorrido, la belleza paisajística que ofrecía, de gran diversidad, pues se transitó por la falda de la Sierra de Guadarrama, valles, riberas de ríos, terrenos cultivados, arbolados o prados.

Por fortuna, la marcha concluyó sin incidencias. “Ningún problema serio, todo muy bien”, resumía Natalia Agudelo, de Protección Civil de La Granja – Valsaín. Solamente se registró una caída. Y el número de pinchazos ascendió a diez.

La solidaridad entre los cicloturistas se personificó en dos hombres, José María Herranz y Pedro José Martín, que se pegaron una auténtica paliza ayudando a los más rezagados. Suya es la culpa de que todo el pelotón llegara a la meta de La Lastrilla. Incluso Helidoro Merinero, que comenzó a sentir calambres cuando llevaba únicamente 20 kilómetros del recorrido. Pero gracias al compañerismo, logró hacer los 92 programados.

Momentos para recordar

Momento de la salida, que estuvo amenizada por música de la empresa “Torre Sound”; el pelotón, dirigiéndose hacia el pueblo de Muñoveros, en el ecuador de la marcha; los cicloturistas, afrontando el repecho que se sitúa a la salida del pueblo de Torrecaballeros.