Víctor Loira partió el viernes de su Pontevedra natal y tras pasar ayer por Valladolid, llegará hoy a Segovia en su ruta hacia Guadalajara. / el adelantado
Publicidad

Víctor Loira Calvar padece, como otras 200.000 personas en España, la enfermedad de Crohn. Por ello es un paciente ostomizado, es decir ha perdido parte del intestino y vive con una bolsa adherida al abdomen que recoge los gases y las heces. Él está llevando a cabo una iniciativa para dar a conocer el problema que sufren muchas personas que tienen este problema y, subido a su bicicleta recorre España para hacer visibles las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) y la ostomía.

Hoy llega a Segovia y será recibido por la concejala de Deportes, Mariam Rueda, en el Ayuntamiento.

De hecho, él ha elegido el deporte como forma de sentirse mejor, pero sobre todo también para extender su mensaje. Considera que los pacientes ostomizados deben contar con baños adaptados. En toda España solo hay 32 aseos acondicionados, de los que 28 están en Galicia.

El deporte ayuda a Víctor a sobrellevar la enfermedad de Crohn. Asegura que el deporte cambió su vida: “Noté que mi cuerpo se sentía mejor, asimilaba mejor los medicamentos… Entonces, fue cuando mi esposa me pidió que hiciese este tipo de acciones pero por las EII y la ostomía”, señala este vecino de Marín (Pontevedra), de 47 años.

Víctor Loira salió de su ciudad el viernes y va pedaleando cada día para recorrer 851 kilómetros que hay hasta Guadalajara, para participar allí en unas jornadas del Hospital Universitario con motivo del día mundial de la persona ostomizada. Ayer estuvo en Valladolid y hoy recala en la ciudad del Acueducto.

En 2017 ya hizo en bicicleta los 500 kilómetros que unen Pontevedra con Ribadesella. Cuatro días que sirvieron para poner el foco en este tipo de patologías y además participó en una carrera por la ELA.  Entre agosto y septiembre de 2018, Víctor y su equipo recorrieron Galicia para que el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, cumpliera su palabra de adaptar los baños de los hospitales gallegos a pacientes ostomizados. Así, este marinense, mediante patín y bicicleta, se recorrió las distintas áreas sanitarias del Sergas para corroborarlo. Estuvo acompañado por un grupo de ‘Al filo de lo imposible’, de TVE.