Audiencia Jucio Valeria Quer Agresion Sexual KAM5663
Valeria Quer acudió a la Audiencia de Segovia a declarar en el juicio acompañada de su padre. / KAMARERO

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Segovia por la que se condena a dos años de cárcel a un hombre por un delito de abuso sexual a Valeria Quer, hermana pequeña de Diana Quer, cuando esta era menor de edad.

Además, la sentencia inhabilita al condenado a presentarse como candidato en los procesos electorales de sus estados, así como una orden de alejamiento a la víctima durante el tiempo que dure la condena y una indemnización de 3.000 euros a la perjudicada.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Segovia declaró probados los hechos por los que condenó a un hombre de 35 años, en el momento del juicio oral, ocurridos el 17 de septiembre de 2017, en una localidad que estaba celebrando sus fiestas. El acusado estuvo con un grupo de amigas, entre ellas la víctima “consumiendo combinados de alcohol, que ellas mismas se servían” y ella, “ingirió muchas bebidas de forma voluntaria, lo que provocó, junto con la ingesta previa de medicamentos antidepresivos que tenía prescritos, especialmente del grupo de las benzodiazepinas, lo que era desconocido por el procesado, que su estado de embriaguez se viese potenciado, y que a partir de un momento de esa noche sufriese un proceso de amnesia que le impide recodar lo que sucedió”.

Al final de la noche, el procesado apareció con su coche, ofreciéndose a llevarlas a casa, y ellas aceptaron. “No consta si alguna de las chicas llamó al procesado para que las fuese a buscar, si fue éste el que llamó con ese fin o si el encuentro fue casual”. El hombre propuso a la menor “que estaba muy embriagada, ir a dar una vuelta, dirigiéndose a la provincia de Segovia” y, en el trayecto, le siguió dando más bebidas alcohólicas, de forma que la misma quedó en un estado de total falta de consciencia.

En las siguientes horas, las amigos y madre de la joven, apercibidas de su desaparición, comenzaron a intentar contactar con ella. Pasadas las 11.00 horas, el acusado les hizo saber que la muchacha se encontraba mal y le exigieron que le llevara a casa dada su minoría edad y su estado.

Durante el trayecto hacia Segovia y aprovechándose de su estado embriaguez el procesado había mantenido acercamientos sexuales con Valeria, como besos o abrazos. En la vivienda, en la cama, el procesado realizó diversos tocamientos de carácter sexual en sus partes íntimas.  Según la sentencia, como consecuencia de su inestable estado mental derivado de su patología previa del que ya estaba siendo tratada, la joven estuvo cuatro meses hospitalizada y sigue en tratamiento.