Efectivos del Regimiento de Ingenieros nº 11 proceden a instalar tiendas de campaña para ampliar el espacio útil de atención médica del Hospital General. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Una unidad, formada por 38 militares del Regimiento de Especialidades de Ingenieros Nº 11 de Salamanca continúa hoy los trabajos para instalar lo más rápido posible un hospital provisional que amplíe la capacidad del Complejo Hospitalario de Segovia, desbordado por la fuerte incidencia que está teniendo en esta provincia la epidemia del coronavirus.

El hospital de campaña que empezó ayer a levantarse consta de tiendas militares de diferentes usos y medidas. El cuerpo principal está formado por 20 tiendas (TM-54) donde se dará atención a más de un centenar de enfermos. Llevará también espacios auxiliares de almacenaje y pasillos, así como un contenedor con aseos y duchas.

El trabajo está llevando un ritmo vertiginoso desde que comenzara el montaje a mediodía de este jueves, cuando llegó a Segovia desde Salamanca el convoy militar con las infraestructuras y equipos necesarios para hacer realidad la ampliación del Hospital General. Tras la descarga, comenzó el montaje en un patio del Complejo Hospitalario, que es la zona del parking de empleados cercana a la salida del gimnasio de rehabilitación. Esta ha sido la ubicación que han considerado mejor la  Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia y profesionales del Ministerio de Defensa procedentes de Madrid y Salamanca que el pasado miércoles realizaron una inspección sobre el terreno con  este objetivo.

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín ha indicado que las instalaciones provisionales estarán en funcionamiento “mientras así sea preciso” y cree que estarán disponibles “entre finales de esta semana y principios de la próxima”.

Fuentes del Mando de Ingenieros del Ejército de Tierra mostraban a esta redacción su intención de acortar al máximo los tiempos para que su trabajo sea pronto de utilidad a los enfermos y a los profesionales sanitarios de esta provincia. “No hay horas, trabajamos a ritmo continuo”, declaraban fuentes militares.

De hecho para agilizar su acción y evitar desplazamientos, la unidad de despliegue movilizada hasta Segovia está alojada en la Academia de Artillería de Segovia.

 Intensa Jornada

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, comunicaba ayer a primera hora de la mañana que el Gobierno de España a través del Ministerio de Defensa iba a proceder a instalar el hospital de campaña para evitar traslados de pacientes a otras provincias y atender las necesidades de los segovianos. Así anunciaba que estaban desplazando efectivos del cuerpo de Ingenieros, ubicado en el Acuartelamiento General Arroquia (Salamanca) a Segovia, “una vez que se cuenta con la orden de la ministra de Defensa, Margarita Robles”, señalaba la subdelegada.

Desde Valladolid, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, detallaba que el hospital de campaña en construcción “contará con unos seis u ocho médicos” y explicaba que “estamos buscando personal de enfermería y técnicos de cuidados de enfermería”. Verónica Casado volvía a remarcar que “trabajamos en red” para poder trasladar pacientes de un centro a otro, según la situación que se tenga en cada uno. La Junta de Castilla y León ha informado este jueves de que trabaja para anticiparse al aumento de casos de coronavirus que se avecinan en la Comunidad con la coordinación de todos los recursos disponibles para evitar así que la sanidad se vea arrollada por la ola.

Mientras se sucedían las declaraciones e informaciones de los políticos, los militares iban haciendo realidad el hospital provisional, dotado con un equipo electrógeno que asegura el suministro en cualquier momento.

 Operación Balmis

El Ministerio de Defensa ha comunicado que el Regimiento de Ingenieros nº 11 dispone de los medios y personal especializado para el montaje de este tipo de instalaciones temporales, similares a las utilizadas en Zona de Operaciones, y cuenta con medios para dotarlas de redes de electricidad y climatización y proveerlas de las duchas y los aseos necesarios. Además,  llevará a cabo la instalación de un grupo de suministro eléctrico de 600 Kva en modo vigilante de tensión, por si se produjera algún fallo en la instalación fija del hospital.

De forma paralela, la Gerencia Sanitaria procedía ayer a trasladar camas desde antiguo Policlínico para reforzar servicios del Hospital General que está acondicionando su salón de actos para meter pacientes.