Que no pare la alegría

La fiesta de la espuma antes de la comida fue la actividad infantil que más niños reunió Los vecinos lo pasaron en grande viendo a sus peñistas más valientes jugar al fútbol vaca

18

Las fiestas del barrio siguen su curso con una amplia variedad de actividades para personas de todas las edades. Por la mañana, los niños disfrutaron de la alegre y refrescante fiesta de la espuma, mientras que por la tarde, tras la multitudinaria ‘macarronada’, una plaza de toros llena de gente se divertía viendo a sus peñistas jugando al fútbol vaca.

La jornada comenzó ayer con una exhibición de judo en el barrio. Kike León enseñó a los interesados, entre los que destacaba el público infantil, algunas de las llaves básicas de este arte marcial.

Precisamente los niños tuvieron especial relevancia durante toda la mañana. A continuación, los pequeños demostraron su valía recortando y corriendo en los segundos encierros infantiles de las fiestas con toros de carretilla de la ganadería ‘El Peluja’.

Sin embargo, la actividad con la que más disfrutaron fue la fiesta de la espuma, que tuvo lugar en la plaza del barrio, donde niñas y niños pudieron refrescarse haciendo frente al intenso calor del mediodía. Y, aunque a más de uno la espuma cubría la cabeza, pequeñas y pequeños del barrio dejaron momentos de verdadera alegría, la cual se veía reflejada en sus incansables sonrisas.

Llegada ya la hora de comer, se celebró la tradicional ‘macarronada’, en la Alamedilla Mariano Contreras, a la que asistieron más de un centenar y medio de vecinos de todas las edades, la mayoría dando color al parque vestidos con los tradicionales petos de sus peñas.

Por la tarde, a las 16.30 horas se comenzaron a celebrar diversos juegos de mesa en los distintos barrios de San Lorenzo. Dos horas más tarde, en la zona de la Plazuela, los niños recobraban el protagonismo como durante toda la mañana con ‘Cantajuegos’, actividad organizada por la guardería ‘Berretes’ en la que los más pequeños acudieron vestidos con sus mejores disfraces, los cuales fueron premiados en un más que disputado y entretenido concurso.

A continuación, en la plaza de toros del barrio, tuvo lugar una de las atividades más divertidas de la jornada, el fútbol vaca. El público pudo disfrutar de las habilidades futbolísticas de sus vecinos aunque la diversión llegaba con los golpes y sustos que propinaba la vaquilla entre los participantes. Un show que mereció la pena ver.

Justo al finalizar la actividad, comenzó en la plaza de San Lorenzo la actuación flamenca de ‘La Keka’, organizada por la peña ‘Kalisay’, en la que el público disfrutó de una gran variedad de canciones y música española. Sevillanas, coplas, rumbas, bulerías, tangos fueron estilos de canciones que los vecinos no dejaron de cantar y bailar en ningún momento. Es el espíritu de las fiestas del barrio, el de no parar de disfrutar.

Por eso la fiesta no acabó allí y, tras colocar las talanqueras para el cuarto encierro, la charanga ‘Jarra y Pedal’ inició su marcha acompañada de las peñas por el recorrido de los encierros, para esperar a toros y corredores en la plaza.

Ya por la noche, tras el encierro, estaba prevista la común suelta de vaquillas en la plaza de toros. Después, la orquesta ‘Vía Libre’ tenía prevista su actuación en la verbena celebrada en la plaza de San Lorenzo bien entrada la medianoche. En el descanso de la misma, la peña ‘La Revolución’ repartió huevos fritos al público.