Publicidad

Pues el carnaval ya está aquí. El breve tiempo que el calendario dedica a la impostura, el doble sentido y las máscaras comenzó ayer en Segovia con un multitudinario desfile de comparsas que en el breve trayecto entre la avenida del Acueducto y la Plaza Mayor mostró el esfuerzo, el ingenio y las ganas de divertirse de las agrupaciones carnavaleras segovianas.

Inasequibles al desaliento las comparsas segovianas volvieron a hacer gala un año más de su pasión por el carnaval dando una vuelta de tuerca a la creatividad con sus propuestas de disfraces para este año. Los magos de Howgraths de la escuela de Harry Potter llegan a la fiesta de la mano de Chirigoteros, y la fantasía carnavalera en forma de plaga de Para que Tu lo Bailes también se hizo notar en el desfile.

Semaforitos, que este año cumple sus primeros 30 años en el carnaval recrea una boda hindú, y Vacceos llena la fiesta de elfos y hadas de otro mundo; mientras que La Semifusa recrea este año el desenfadado universo del colegio Rydell en el que Sandy y Danny se conocieron en ‘Grease’. Los chicos y chicas de Apadefim demostraron sus ganas de divertirse con una peculiar granja y el AMPA del colegio Elena Fortún demostró que hay cantera con un peculiar bosque lleno de simpáticos arbolitos.

Al llegar a la plaza, tuvo lugar la elección del ‘Majo’ y ‘Maja’ del carnaval y el reparto del ya tradicional potaje carnavalero condimentado y servido por la Asociación de Cocineros, del que se repartieron cerca de 1.600 raciones.