Jose A Mateo
El viceportavoz socialista en la Diputación, José Antonio Mateo. / EL ADELANTADO

El Grupo Socialista en la Diputación de Segovia ha criticado este lunes la “actitud inmoral” de dos diputados provinciales del Grupo Popular por solicitar para sus negocios de hostelería las ayudas al sector turístico convocadas por la propia Diputación, a través de Prodestur, para hacer frente a las consecuencias económicas derivadas de la Covid-19.

Así lo ha calificado el viceportavoz socialista en la Diputación, José Antonio Mateo, quien ha señalado que la solicitud es “jurídicamente incompatible” con el cargo de diputado. Para Mateo, se trata, además, de una línea de ayudas que “ya de entrada era discriminatoria” porque excluía a los bares, restaurantes y cafeterías con terraza, ya fuera interior o exterior, “máxime cuando muchos de ellos tenían esa terraza después de hacer un importante esfuerzo económico”.

En este sentido, ha tachado de “inmoral” que los diputados José María Bravo y César Buquerín quieran la ayuda para ellos pero no tengan “el más mínimo problema en solicitarla, formando parte de un equipo de gobierno que redacta unas bases discriminatorias para cientos de establecimientos en nuestra provincia”. “Ahora entendemos por qué se nos han puesto tantas trabas cada vez que hemos solicitado información sobre la resolución de esta línea de ayudas“, ha denunciado Mateo.

Asimismo, el viceportavoz socialista ha encontrado “cuanto menos curioso” que al establecimiento relacionado con José María Bravo se le haya denegado la ayuda “por incompatibilidad”, según lo establece la Ley General de Subvenciones en relación con los cargos electos, “pero no le haya sido denegada la ayuda al establecimiento relacionado con el señor César Buquerín, donde concurre la misma incompatibilidad”.

José Antonio Mateo se ha preguntado si existe algún “trato de favor” en el seno del equipo de gobierno hacia uno de los diputados populares o si, en algún caso, “se ha hecho la vista gorda” en la concesión de la ayuda. En ese sentido, ha pedido al presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, que de “marcha atrás” a la concesión de la ayuda al negocio de Buquerín y asuma “su responsabilidad en la irregularidad de los hechos“.