Javier Maroto, junto a Paloma Sanz. / NEREA LLORENTE
Javier Maroto, junto a Paloma Sanz. / NEREA LLORENTE

Los procuradores socialistas José Luis Vázquez y Alicia Palomo han señalado que la propuesta del PP de Castilla y León de designar a Javier Maroto como senador por designación autonómica «es una nueva falta de respeto a los segovianos» porque «desconoce por completo» la realidad de la tierra que quiere representar.

«Una persona ajena a nuestra tierra, empadronada con calzador en Sotosalbos, que no pisa por Segovia más que en contadas ocasiones para hacerse una foto y que ni siquiera conoce cuántas provincias componen nuestra Comunidad, no es digno de representar a los castellanos y leoneses en el Senado», han afeado los procuradores socialistas por Segovia.

Los caminos de Javier Maroto y el pequeño municipio segoviano de Sotosalbos, de poco más de 100 habitantes, se cruzaron tras perder este su escaño en el Congreso por Álava. Tras el revés a su carrera política, el vitoriano se empadronó en el municipio de la Sierra del Guadarrama para poder ser designado en 2019 senador por las Cortes de Castilla y León.

Desde el PSOE de Segovia han visto este movimiento como un «nuevo ejemplo de uso de las instituciones por parte del PP como mero trampolín para las aspiraciones de los suyos». «Maroto ya ha demostrado que únicamente viene a Segovia en actos de partido, ni siquiera como representante de todos los ciudadanos, y lo hace o bien en campaña electoral, o bien para algún acontecimiento en el que se asegure una buena foto», han reprochado.

«No conoce nada de nuestra tierra y no ha hecho el más mínimo intento de conocer los principales problemas de quienes vivimos día a día aquí», han zanjado.

La reelección de Javier Maroto, actual portavoz del PP en el Senado, como senador por designación de las Cortes de Castilla y León está todavía en el aire. La votación tendrá lugar este martes y, actualmente, hay comunicados más noes que síes. Los votos de Vox serán decisivos, pero la formación de Santiago Abascal ha decidido apurar hasta el último momento y no desvelar el sentido de su voto.

En caso de que finalmente Vox se incorpore al sí, la lista única saldría adelante en la primera votación, convocada por las Cortes de Castilla y León a partir de las cinco de la tarde, mientras que si finalmente no suman, la elección iría a una segunda votación en la que bastaría con que dispusiera de más síes que noes para prosperar, pero sería rechazada en caso de triunfar el grupo que se opone a esta elección y los grupos tendrían que realizar una nueva propuesta.