El pleno municipal discute uno de los dictámenes durante la parte resolutiva de la sesión. / Rocío Pardos
Publicidad

Ni subidas, ni bajadas de precio; las tasas e impuestos municipales mantendrán sus tarifas en el año 2020. Así lo determinó este viernes la Corporación municipal en la sesión plenaria celebrada en el Consistorio. Los grupos municipales aprobaron por mayoría –con los votos a favor de Partido Socialista, Izquierda Unida y Podemos-Equo y la oposición de Partido Popular y Ciudadanos– el dictamen de la Comisión de Hacienda sobre la propuesta de modificación de las nuevas, y continuistas, ordenanzas fiscales de la ciudad.

Unas tasas e impuestos que tan solo presentan modificaciones técnicas que responden “a la necesidad de adaptar algunos de ellos a la nueva legislación y que no afectan a las tarifas”, según explicó el concejal de Economía y Hacienda, Jesús García Zamora.

Congelación de precios sobre la que, no obstante, el Partido Popular negó la mayor durante la sesión. “Suben el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica a los vehículos mixtos adaptados, los que usan trabajadores que el año que viene tendrán que pagar hasta un 70% más. Es un nuevo hachazo dentro de una presión fiscal que es de las más altas del país y que responde al pago del despilfarro del Partido Socialista en, por ejemplo, el edificio del CIDE”, criticó el portavoz popular.

En la misma línea poco complaciente se expresó Ciudadanos. La formación naranja lamentó que las nuevas ordenanzas fiscales no recojan “modificaciones orientadas a los jóvenes que se van de Segovia, puesto que todo suma”, y que “unos impuestos tan altos no repercutan en la calle”.

García Zamora, por su parte, acusó a “la derecha” de no querer que se recaude, “porque no quieren servicios públicos de calidad”. “Pensar solo en reducciones de impuestos es demagógico; el 57%de los ingresos municipales proviene del pago de las tasas y bajarlas implicaría tener que dejar de prestar algún servicio”, apuntó.

Izquierda Unida y Podemos-Equo, muy críticos también con la postura de los grupos de la oposición, celebraron el mantenimiento de las tasas, para poner después sobre la mesa e imponerse para el futuro el reto de la “progresibidad fiscal”. “No es normal que pague los mismos impuestos una pequeña cafetería que una casa de apuestas; de la misma manera que quien contamine más deberá pagar más”, defendió el edil de la formación morada, Guillermo San Juan.

Parking de José Zorrilla

Hasta el pleno llegó el enfado, en boca de varios portavoces, de los comerciantes de la zona aledaña al aparcamiento municipal de José Zorrilla por el mantenimiento de unas tarifas ratificadas en la sesión por los grupos de PSOE, Izquierda Unida y Podemos-Equo.

La Corporación municipal aprobó así, pese al voto en contra del Partido Popular y la abstención de Ciudadanos, la modificación de los precios públicos del parking. Una variación que, no obstante, tan solo supone la creación de un nuevo abono-reserva para motocicletas y la ampliación del horario nocturno, pero que no afecta a los precios de rotación y ahonda en el descontento de los establecimientos comerciales de la zona.

En cualquier caso, el equipo de Gobierno mantiene su compromiso de revisar la conveniencia de la actual gestión de las tarifas y plazas de rotación del aparcamiento cuando se cumpla un año de su apertura, en mayo de 2020. Así como la propuesta de Ciudadanos de crear un bono-prepago que permita al usuario ir descontando los minutos acumulados en la tarjeta.