Francisco Javier García Crespo, durante la manifestación hostelera. / KAMARERO
Publicidad

La multitudinaria manifestación de los hosteleros segovianos que el pasado jueves llenó las calles de la capital ha suscitado una pequeña tormenta política derivada de la activa participación del concejal del grupo municipal Ciudadanos Francisco Javier García Crespo, que en su condición de gerente de Hostelería y Turismo de Segovia (HOTUSE), fue el portavoz de los hosteleros durante toda la marcha.

La Agrupación (que no el grupo) Municipal Socialista de Segovia y el grupo municipal de IU han hecho público su malestar por la actitud del edil de Ciudadanos, al que critican su postura beligerante contra el cierre de bares y restaurantes, así como su “falta de coherencia” en la asunción de las dos responsabilidades.

El secretario general del PSOE Segovia, José Bayón asegura en una nota de prensa que los dos cargos que ostenta García Crespo son “a nuestro parecer completamente incompatibles”. “Es difícil justificar el que un edil de Ciudadanos sea a su vez la voz de los hosteleros en la provincia y que sea él precisamente el que pida cuentas al Ayuntamiento en el que representa a toda la ciudadanía y colectivos, incluido el colectivo político que comparte con el actual vicepresidente de la Junta Francisco Igea”, afirma Bayón.

Por su parte IU considera “inapropiado” que Crespo, como concejal del Ayuntamiento “pida cuentas al consistorio en nombre de la patronal de la hostelería”, y denuncia que “está utilizando su cargo público para favorecer su posición rofesional y viceversa”. “Manifestarse para exigir medidas a las administraciones públicas es totalmente válido –señala el partido en un comunicado-, pero erigirse como portavoz de esta protesta supone una incompatibilidad de cargos y un conflicto de intereses”.

El concejal de Ciudadanos ha salido al paso de estas críticas para rebatir las acusaciones de socialistas e IU, y asegura que “mi coherencia está en lo que pienso, que no es otra cosa que en defender a la hostelería con mi trabajo y los intereses de los segovianos desde mi puesto de concejal”.

“Yo vivo de mi trabajo, que es el de gerente de HOTUSE, y trato de hacerlo lo mejor posible – afirmó García Crespo- y es perfectamente compatible con mi actividad municipal, al igual que sucede con concejales de otros grupos políticos”.

Su compañera y portavoz municipal de Cs, Noemí Otero, también ha defendido su labor, y asegura que “resulta triste que la manera de ayudar a los hosteleros segovianos sea el ataque al gerente de la patronal hostelera”. Además, pide al PSOE que inste “a su compañera de partido, la señora Maroto, a poner en marcha el plan de choque para la hostelería anunciado hace escasos días en un medio de comunicación”.