Clara Luquero (PSOE) y Ángel Galindo (IU) escenifican frente a las puertas del Ayuntamiento. / El Adelantado
Publicidad

Clara Luquero seguirá siendo la alcaldesa de Segovia. La socialista será investida en el pleno de constitución del Ayuntamiento, después de que el PSOE haya sellado un acuerdo de Gobierno con Izquierda Unida y se garantizase también el apoyo de Podemos-Equo en la sesión gracias a un pacto programático para los próximos cuatro años.

El proceso de negociación ha sido largo desde los comicios del 26 de mayo, y ha estado marcado por la incertidumbre que generó el recurso de Ciudadanos ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León contra los resultados electorales, pero finalmente fructífero para las fuerzas progresistas de la ciudad.

Las puertas del Consistorio fueron el escenario elegido por los grupos para escenificar el pacto entre PSOE e Izquierda Unida, primero; y socialistas y Podemos-Equo, después. Y es que las negociaciones se han llevado siempre a dos bandas y no ha habido ningún encuentro entre los tres partidos. Fruto de ello han nacido dos documentos: el ‘Preacuerdo programático de Gobierno entre PSOE e Izquierda Unida’, que deberá ser ratificado por la militancia de ambas formaciones y que incorpora al Ejecutivo municipal a los dos ediles de IU; y el ‘Preacuerdo programático de Investidura’ entre PSOE y la formación morada, avalado ya por las bases de estos últimos.

Así las cosas, el próximo Gobierno municipal, que volverá a tener a Clara Luquero al frente, y a los concejales de Izquierda Unida, Ángel Galindo, como responsable del área de Medio Ambiente y Juventud y tercer teniente de alcalde; y Ana Peñalosa, en la Concejalía de Servicios Sociales y Educación; trabajará sobre la base de las 42 medidas acordadas entre los dos partidos firmantes.

“Está claro que los ciudadanos nos dejaron un mensaje rotundo en las pasadas elecciones: componer una mayoría que diera estabilidad al gobierno municipal y buscar puntos de encuentro con todas las fuerzas progresistas, y es lo que hemos hecho. Hemos trabajado sin grandes dificultades a partir de los programas de ambos, donde ya había puntos de conexión importantes”, informó satisfecha la todavía alcaldesa en funciones, Clara Luquero, por haber “hecho valer la mayoría absoluta de la izquierda”.

Satisfacción también en Izquierda Unida, cuyo portavoz y futuro teniente de alcalde, Ángel Galindo, ha calificado el acuerdo de “ambicioso” y “progresista”. “Estamos ilusionados porque es un acuerdo que va a beneficiar mucho a la ciudadanía y que refleja los valores que defendemos en cuanto a vivienda protegida, protección ambiental y patrimonial, en temas de participación ciudadana, turismo o movilidad. También contiene grandes retos como el conseguir que el Ayuntamiento sea un comprador directo de energía y se evite contratar a través de multinacionales. Son 42 puntos que van a marcar una línea política en estos próximos cuatro años”, dijo el edil durante la presentación.

El concejal quiso, además, apuntar que durante las negociaciones con el Partido Socialista –con los concejales Jesús García Zamora y Claudia de Santos como interlocutores– Izquierda Unida “ha sido muy sincera” y remarcar que pese a que sean un equipo de Gobierno, hay temas en los que no estarán de acuerdo: “Hemos priorizado lo que nos unía porque si no no hubiésemos llegado a nada. Si surgen discrepancias puntuales se irán debatiendo para tratar de sacarlas adelante sin que ninguno de los dos partidos ceda del todo y pueda mantener su independencia. Somos dos partidos diferentes aunque vamos a trabajar juntos”.

Un perfil propio que también ha querido reivindicar Podemos-Equo, cuyas bases han ratificado –con un 85% de apoyo– el acuerdo programático de 24 puntos sellado con los socialistas. “Teníamos que ser coherentes con el posicionamiento de nuestras bases. Estamos donde nos han pedido, apoyando en el acuerdo programático, pero fuera del Gobierno y con autonomía para desarrollar otras políticas”, ha asegurado el único edil electo de la formación, Guillermo San Juan.

El dirigente de la formación morada ha celebrado, en cualquier caso, la firma de un acuerdo “compatible con el texto pactado entre PSOE e Izquierda Unida”, y en el que se recogen, dice, “gran parte de las propuestas de nuestro programa electoral para los barrios, además de otras medidas en favor del pequeño comercio, la transparencia o la transición energética”. “Es un pacto sencillo y realizable, que la ciudadanía no entendería que no las desarrolláramos”, ha dicho San Juan.

Con el fin de garantizar un seguimiento y evaluación del acuerdo entre PSOE y Podemos-Equo, ambas formaciones han pactado la creación, en un máximo de tres meses desde la constitución del Gobierno municipal, de una Comisión de Seguimiento.

Composición del Gobierno

Clara Luquero no quiso profundizar en la distribución y el reparto de responsabilidades de las futuras concejalías de área y emplazó a principios de la próxima semana, “martes o miércoles, una vez que hayamos tomado posesión en el Ayuntamiento”, para informar de cómo queda conformado el nuevo Ejecutivo municipal.