El material sigue llegando a los cuerpos de protección ciudadana. / EL ADELANTADO

La Junta de Castilla y León, a través de la Agencia de Protección Civil, para garantizar el sistema de protección ciudadana, en el que están integrados los policías locales, los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento y los voluntarios de protección civil, continúa con el suministro de material y equipos de protección individual para estos colectivos.

En la provincia de Segovia ayer comenzó un nuevo reparto que incluye 18.405 unidades de distintos elementos sanitarios de protección. Este material se hará llegar a las agrupaciones de voluntarios de protección civil de Segovia capital, Real Sitio de San Ildefonso, Cuéllar, El Espinar, Cantalejo, San Cristóbal de Segovia y Sepúlveda, a la Policía Local de Cantalejo y al Parque de Bomberos de Segovia. Entre los equipos que se entregan a estas entidades, figuran 16.250 mascarillas, 1.700 guantes, 95 pantallas faciales, 220 buzos, 64 gafas y garrafas de gel hidroalcohólico.

El reparto de equipos sanitarios de seguridad individual contribuye a facilitar las labores esenciales que estos colectivos llevan a cabo, que se extienden desde el control de personas, realización de desinfecciones, atención a las situaciones de emergencia que pudieran producirse, asistencia ciudadana, rescate, riesgo colectivo o catástrofe.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, la Junta de Castilla y León ha proporcionado material sanitario de protección individual a estos grupos, un recurso necesario para garantizar la seguridad en las tareas que realizan. Para alcanzar un sistema de prestación de servicios de protección y asistencia ciudadana eficaz y de calidad es imprescindible además de la seguridad, la colaboración y la suma de esfuerzos entre administraciones.