El presidente de la Diputación, con las jefas de servicio de Auntos Sociales./ el adelantado
Publicidad

Los programas de Promoción Personal de la Diputación Provincial han comenzado un nuevo curso con más de 3.500 participantes. El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, presentó ayer los datos de los proyectos de Aulas de Manualidades, Aulas Sociales y Ocio Preventivo para niños, que se enmarcan en el ámbito de apoyo a la convivencia y al desarrollo comunitario del Área de Asuntos Sociales de la institución provincial. A través de estos programas se trabaja en una doble vertiente ya que, por un lado, potencian las capacidades de las personas participantes para promocionar su autonomía personal y la integración en su entorno social, y por otro, actúan preventivamente en la comunidad fortaleciendo los lazos relacionados y la cohesión social.

Desde esta máxima de actuación, estos programas han comenzado con más de 3.500 participantes, constituyéndose 185 grupos en 170 municipios para las Aulas de Manualidades, 174 grupos en 165 municipios para las Aulas Sociales y 80 grupos en 67 municipios para el Ocio Preventivo para niños. Para Miguel Ángel de Vicente, “la firme apuesta que esta Diputación mantiene por este campo de la intervención social, responde a la certeza de que el enfoque comunitario contribuye a fortalecer los vínculos relacionales y las redes sociales, proporcionando dinámicas participativas e integradoras para la vida de las personas”. Desde esta perspectiva, las actividades comunitarias que en un contexto de proximidad se encuentran a disposición de los ciudadanos de la provincia, “fomentan y construyen relaciones comunitarias interactivas que permiten la integración comunitaria en el municipio en la que las personas residen”.

Un año más, la Diputación vuelve a aumentar el número de grupos concedidos en estos programas, tal y como destacó el presidente de la institución provincial, “ya que mientras siga creciendo la demanda en los municipios, la Diputación continuará haciendo el esfuerzo presupuestario necesario para que ningún vecino de nuestros pueblos se quede sin poder acceder a este tipo de proyectos tan enriquecedores como socializadores”.

Las Aulas de Manualidades, que este año cumplen su 30ª edición, comenzaron el pasado 30 de septiembre, mientras que las Aulas Sociales y el Ocio Preventivo para niños tuvieron su inicio el 7 de octubre. El presupuesto destinado a cada uno de estos proyectos, teniendo en cuenta el número de grupos concedidos, las horas que se desarrollarán en cada grupo (62 horas en Manualidades, 48 en Sociales y 32 en Ocio Preventivo), y el precio por hora de adjudicación del servicio, es de 245.228,60 euros en las Aulas de Manualidades, 197.524,80 euros en las Aulas Sociales, y de 54.732,80 euros en el caso de Ocio Preventivo para niño. Así, el presupuesto final asciende a los 497.486,2 euros para este año.

La nueva empresa adjudicataria, Aebia Tecnología y Servicios, que sucede a la anterior Eulen, ha contratado 57 profesionales para impartir los diferentes programas. Dirigidos por dos coordinadoras y un gestor de servicio, 22 de ellos son monitores de las Aulas de Manualidades, 19 son educadores de Aulas Sociales y 13 son monitores de Ocio Preventivo. Sobre estos trabajadores, Miguel Ángel de Vicente, explicó que son fijos discontinuos y no pierden la antigüedad, ya que todas las empresas están obligadas a su subrogación. Muchos de ellos llevan años trabajando en estos programas sociales y de convivencia que solo la Diputación mantiene en la provincia.