En la reunión telemática participaron varios altos cargos del Ministerio de Cultura y Deporte. / E. A.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y la concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, han mantenido una reunión telemática con el secretario de Estado de Cultura del Ministerio de Cultura y Deporte, Javier García, para abordar la colaboración entre ambas instituciones en las labores de conservación del Acueducto.

Este encuentro se ha producido a raíz de la visita realizada en el mes de julio por el propio ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, a la ciudad en la que la alcaldesa planteó la necesaria colaboración del Gobierno de España en la conservación del Acueducto.

A partir de ahora se dan los primeros pasos para esa colaboración empezando por remitir al Ministerio por parte del Ayuntamiento toda la documentación sobre el estado de conservación y el listado de necesidades del principal monumento de la ciudad.

El Ministerio analizará toda esa información y ambas administraciones determinarán la mejor forma de colaboración institucional, ya sea a través de la redacción de un Plan Director con las actuaciones y partidas presupuestarias concretas y/o con la firma de un convenio con el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) para que los técnicos de Cultura y los responsables de restauración del municipio definan las actuaciones a llevar a cabo y su programa de ejecución.

De momento, tras la reunión a la que también han asistido la directora general de Bellas Artes, Lola Jiménez-Blanco, la subdirectora general del IPCE, Ana Cabrera, y el asesor técnico Isaac Sastre, el Ayuntamiento de Segovia se ha comprometido a enviar toda la documentación y el listado de prioridades de intervención y restauración en la que figura, en primer lugar, la actuación sobre el tramo medieval del Acueducto romano.

En la reunión de julio con el ministro, la alcaldesa pidió la recuperación de una subvención nominativa anual para mantenimiento y conservación del Acueducto y para investigación sobre el monumento romano, que es propiedad municipal.