miguel angel de vicente presidente diputacion
El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente. / ICAL - NACHO VALVERDE

El presidente de la Diputación defiende la “honestidad” y el “compromiso” de su equipo con la institución y acusa a la oposición socialista de “crear alarma”. Miguel Ángel de Vicente compareció ayer ante los medios de comunicación después del cruce de acusaciones entre populares y socialistas por la solicitud de subvenciones a Prodestur por parte de los diputados José María Bravo y César Buquerín, para sus empresas.

El presidente no quiso profundizar en las explicaciones que ya dieron los diputados Bravo y Magdalena Rodríguez el pasado lunes, “porque ya quedó suficientemente claro lo que ha sucedido, no hay nada turbio como quieren hacer ver”. Como se recordará, los populares alegaron “errores técnicos” en la presentación de las solicitudes de ayudas, mientras que los socialistas consideran que Bravo y Buquerín eran conscientes de que estaban demandando unas ayudas “sabiendo que estaban concurriendo en incompatibilidades”.

Miguel Ángel de Vicente calificó los hechos de “circunstancia absolutamente menor” e invitó a los socialistas a acudir al juzgado “si tan grave es, de verdad”. “No quieran solo conseguir titulares, como llevan todo el verano haciendo con el director del Teatro Juan Bravo. Faciliten la denuncia a los medios, y así nos enteraremos los demás”, apuntó.

De Vicente lamenta “el profundo desconocimiento que los socialistas tienen de esta casa, cuando el portavoz socialista Máximo San Macario habla de aprobación en Junta de Gobierno (de las ayudas mencionadas), y dice hasta la fecha, 11 de octubre, en la que estaba presente, según él, el señor Buquerín, pues bien, lo primero es que el diputado César Buquerín no forma parte de la Junta de Gobierno, y lo segundo, los asuntos de Prodestur no se aprueban en este órgano”. El presidente insistió en valorar y elogiar el trabajo que realizan todos los técnicos de la Diputación y la labor de su equipo de Gobierno, “para elaborar los mejores presupuestos para toda la provincia”.

Fractura socialista

En su intervención, Miguel Ángel de Vicente manifestó su “tristeza, pena y bochorno” por la forma de hacer oposición del Grupo Socialista, “malintencionada y retorcida, con el fin de desviar la atención de la fractura interna que sufre la formación”.

El presidente aseguró que “el PSOE hace oposición a base de ocurrencias, siempre con el verbo exigir por delante, y eso sí, nos exigen a todos menos al presidente del Gobierno de España que vuelve a dejar a la provincia de Segovia en el vagón de cola de sus presupuestos”.

De Vicente también reprochó a San Macario sus “incongruencias”, porque “ayer me pide que dé explicaciones, y hoy que salgo me lo echará en cara diciendo que politizo mi cargo, como hace de manera recurrente en cada pleno; pero esto es así, ocurrencia tras ocurrencia, el pan nuestro de cada día, el de una oposición fragmentada, sin rumbo y carente de ideas”.

En ese sentido, alabó la unión de su equipo, “todos a uno” y añadió que “no le permito (en alusión a San Macario) que cuestione a mi grupo y arregle su casa primero”. “Están muy ocupados en guardarse las espaldas y San Macario cada vez es más irrelevante, como se demuestra en cada pleno. Ha llegado el momento de que algunos diputados socialistas asuman que no forman parte del equipo de Gobierno de la Diputación, que las decisiones las toma quien gobierna y que su labor debe ir más allá de buscar donde no hay”.