Preocupación por la vuelta a las oficinas

GALI publica los datos de una encuesta realizada a un centenar de empresarios segovianos preocupados por la vuelta a la rutina

El Grupo GALI Prevención, un Grupo de empresas de servicios que se constituyó a principios del año 2004 con el fin de satisfacer las necesidades normativas de las empresas, está consolidado a día de hoy como uno de los referentes en cuando a calidad y a cercanía con los clientes, lo que está muy vinculado a su significativo lema de “eficacia, respeto, profesionalidad y discreción” que les representa.

GALI ha realizado una encuesta en la que han participado más de cien empresarios segovianos. En ella se ve reflejada la preocupación del sector empresarial tras la más que probable vuelta a las oficinas el próximo 1 de septiembre que temen como masiva, según ha informado Europa Press a través de una nota de prensa.

Según los datos recogidos en el sondeo, el 81 por ciento de los empresarios encuestados consideran que la prevención de riesgos laborales es más importante ahora con la situación provocada por el Covid-19, por lo que se ha convertido en una de las líneas más destacadas y estudiadas tanto de este grupo de empresas como de negocios ajenos.

Esta conclusión se ve plasmada en que el 75,9% de los participantes opinan que sería muy importante la realización de test PCR masivos a la sociedad para así poder conocer quiénes han pasado ya la enfermedad, quiénes tienen anticuerpos, y quiénes todavía no, favoreciendo así la organización de los puestos de trabajo y la realización de un estudio más eficaz de la clientela.

Por otra parte, la empresa segoviana GALI Prevención ha iniciado una ronda de visitas que incluirá desplazamientos a más de 1.000 empresas de la provincia de Segovia para asesorar, acompañar y pautar las medidas de seguridad que se van implantando a medida que evoluciona la situación denominada como ‘nueva normalidad’.

El objetivo es que los empresarios no se sientan solos ante las nuevas medidas y restricciones, ya que muchos de ellos no tienen muy claras las normas y han admitido que en muchas ocasiones sienten soledad ante la toma de decisiones y de hacer frente a sus propios clientes.

“Las empresas están viviendo un momento complicado no solo en lo económico, sino también en relación a la necesidad de tener normativas eficientes contra la propagación del virus”, explica Carlos Miguelsanz, director general del Grupo GALI.

En este sentido, el 76% de las empresas desean ser consideradas y catalogadas como un espacio seguro a través de una certificación. Una medida que aporta un poco más de seguridad a los empresarios y también a los clientes que acudan a los establecimientos y oficinas.

“Estamos trabajando con nuestros clientes para cumplir los requisitos de algunos sellos y certificaciones, aunque lo único claro es que la mejor medicina es la concienciación colectiva y la responsabilidad de empresas y de empleados, creando un camino conjunto para conseguir la seguridad de todos”, concluye Miguelsanz.