Una profesora, con la mascarilla, explica las instrucciones de higiene de manos a sus alumnos./ EL ADELANTADO

La Junta del personal Docente de Centros Públicos de Segovia quiere “manifestar su preocupación y malestar por la decisión” ante la decisión de la Consejería de Educación de Castilla y León que pretende cambiar la distancia dentro de las aulas de 1.5 metros a 1.2 metros. La consideran una medida “sin ningún criterio má00s que el meramente economicista“.

Afirman que según el Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias “la mejor mascarilla son los 2 metros de distancia” y expresan que esta se va acortando en la medida en la que se busca el ahorro en la inversión educativa.

A parte, los docentes consideran que la reducción de la distancia e incrementación de alumnos por aula traerá “un mayor riesgo de contagio y un perjuicio pedagógico“.