Foto de familia de los galardonados por el esfuerzo medioambiental de empresas y municipios pequeños de Castilla y León. / EL ADELANTADO
Publicidad

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presidió el acto de entrega de reconocimientos a 82 empresas de la Comunidad por su esfuerzo en la gestión ambiental y una mención especial a la empresa GlaxoSmithKline S.A., por sus veinte años de adhesión voluntaria al sistema europeo de gestión EMAS. En la misma jornada hizo entrega de los Premios Regionales ‘Fuentes Claras para la Sostenibilidad en los municipios pequeños’, que celebran este año su edición número diecinueve, y en la que intervino el alcalde de San Emiliano (León), en representación de los premiados.

Dos empresas han obtenido o renovado su Etiqueta Ecológica Europea, Drylock Technologies, S.L. y Productos Carter, S.L. La primera, ubicada en Segovia, ha acreditado con la Etiqueta ecológica los productos absorbentes de higiene personal Love&Green y Mots d´enfants Nature.

Además, la consejería ha reconocido también a las empresas que han obtenido su autorización ambiental en 2019, requisito indispensable para explotar la totalidad o parte de sus instalaciones. Para conseguirlo, el promotor debe acreditar que los posibles focos de contaminación y los riesgos de accidentes mayores cuentan con sistemas y protocolos para minimizarlos. Estas autorizaciones se revisan periódicamente para adaptarlas a las mejores técnicas disponibles en cada momento, a fin de reducir progresivamente la incidencia ambiental.

En Castilla y León hay 886 instalaciones que cuentan con autorización ambiental, de las que 632 son ganaderas. En este régimen se encuentran las empresas productivas con mayor volumen de facturación de la comunidad autónoma, con una cifra anual superior a los 13.000 millones de euros. La autorización ambiental supone la creación de un centro importante de producción y paralelamente de empleo, ya que los centros de menor entidad no requieren esta autorización.

Además, también fue reconocido con el segundo premio ‘Fuentes Claras para la Sostenibilidad en los municipios pequeños’ dentro de la modalidad de asociaciones y entidades sin ánimo de lucro la Asociación Amigos de la Gallina Negra Castellana, ubicada en Cuéllar, por la singularidad del recurso y su ingente labor de recopilación de información para el conocimiento del patrimonio cultural, ganadero y genético asociado a la gallina negra castellana, sus alianzas y su incidencia en toda la Comunidad para mantener la pureza de la raza.