Publicidad

La Real Academia de Historia y Arte de San Quirce acogió este sábado el acto de entrega del XXIV Premio Europeo de Folklore ‘Agapito Marazuela’, que entrega la Asociación Cultural Ronda Segoviana y que en esta edición ha recaído en el Museo ‘Ángel Orensanz y Artes del Serrablo’ de Sabiñánigo.

El jurado ha querido reconocer así el trabajo de recuperación de la cultura que de esta comarca aragonesa ha desarrollado el Museo a lo largo de 40 años, “al recopilar, publicar y divulgar las tradiciones del Pirineo para evitar el olvido e impulsar el amor a la tierra y a sus gentes”.

Hasta la capital segoviana se desplazaron para recoger el galardón, entre otros, el artista Ángel Orensanz, la alcaldesa de Sábiñánigo y presidenta del patronato del Museo, Berta Fernández; y la directora de la institución premiada, Begoña Subías.

“Es un honor y un orgullo poder recibir un premio tan importante a nivel internacional y saber que más allá de nuestras fronteras se reconoce el trabajo que se viene desarrollando en un museo que nos ha dado la posibilidad de preservar nuestra historia. Llegó un momento en el muchos de nuestros pueblos estuvieron a punto de desaparecer y con ellos nuestra cultura y forma de vida. Lo que se ha hecho es conservar todo ese legado y trasmitírselo a las nuevas generaciones”, expresó la regidora aragonesa.

El acto, que sirvió de jornada reivindicativa del folklore y de la importancia de la memoria y la tradición, concluyó con un pequeño concierto de la Ronda Segoviana. Sus integrantes quisieron rendir también su particular homenaje a Antonio Machado, en el centenario de su llegada a Segovia, con la interpretación de algunas de sus coplas.