Publicidad

Desde sus distintos puntos de vista ideológicos, los principales partidos de la provincia tratan de buscar medidas que permitan el impulso económico de Segovia, gravemente lastrado por la crisis sanitaria. En el Gobierno, el Partido Socialista valora la aprobación en el Congreso de una moción para crear un plan especial para la recuperación de la ‘España Vaciada’ y el reto demográfico, cuya puesta en marcha supondrá “un revulsivo para Segovia”, según explicó el diputado socialista y secretario general del PSOE, José Luis Aceves.

Así, señala que el texto aprobado la pasada semana en la Cámara Baja “contempla que la lucha contra la despoblación y el reequilibrio territorial, social, económico y demográfico de la España Rural es una cuestión de Estado”, según precisa el parlamentario segoviano en una nota de prensa.

El diputado Socialista resalta que el Gobierno de Pedro Sánchez ha adquirido el compromiso de aprobar un Plan de Reactivación de las zonas despobladas con medidas tan importantes como la modernización de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, promoción de la vivienda y desarrollo de la Agenda Urbana en las zonas más afectadas por la despoblación; impulso a la industria, al comercio local y al Turismo rural y de interior; o la protección y apoyo específico a la actividad de las pequeñas y medianas explotaciones agro ganaderas de carácter familiar.

Gracias a ese Pacto de estado, enfatiza Aceves, “se definirán zonas de prioridad demográfica sobre las que trabajar con especial énfasis para atraer y anclar población, impulsar la diversificación económica, o desplegar medidas dirigidas al sector primario en para un desarrollo conforme a las políticas de lucha contra el cambio climático, la producción agroecológica y la protección de la biodiversidad”. “Todo ello sin olvidar la creación del “Estatuto del pequeño municipio”, que permitirá adecuar la normativa de la administración local, la aplicación de la legislación y la acción administrativa a la realidad de los pequeños municipios que ahora han de verse sujetos a normas que suponen más un impedimento que un impulso a su desarrollo”.

Por su parte,  el Partido Popular pone el acento en el reparto del fondo no reembolsable por parte del Gobierno a las comunidades autónomas, y reclaman al gobierno que revise el importe asignado a Castilla y León, ya que no ha tenido en cuenta  variables como la incidencia de la pandemia, la existencia de una población más envejecida o la dispersión poblacional.

Los parlamentarios nacionales, encabezados por la senadora y presidenta del PP en Segovia Paloma Sanz, han  señalado que la correcta financiación de comunidades como Castilla y León pasa por tener en cuenta  los antes citados criterios, pero el cambio de postura del Gobierno “ha hecho que Castilla y León haya visto disminuida la aportación inicial con un recorte aproximado de 125 millones de euros para Sanidad y Servicios Sociales, lo que supone un “castigo” para las comunidades que más han sufrido la pandemia.

Para ello, proponen el uso de un fondo adicional compensatorio, así como la autogestión del ingreso mínimo vital por parte de todas las comunidades autónomas y no solo de las más privilegiadas. De igual modo, reclaman que el reparto de fondos se  negocie en el Consejo de Política Fiscal y Financiera previa reunión  en la Comisión de Comunidades Autónomas del Senado.