8 1nerea concejales
De izquierda a derecha, David García-Foj (Cs), Marco Sandulli (PP) y Jesús García Zamora (PSOE). / Nerea Llorente

Los concejales del Partido Popular y de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia creen que el concejal de Hacienda, Jesús García Zamora, no tiene motivos para sacar pecho por la ejecución del presupuesto municipal del año pasado y acusan al gobierno municipal de continuar con su “afán recaudatorio”, en palabras del viceportavoz de los populares Marco Sandulli.

García Zamora, sin embargo, ha defendido en el pleno ordinario de febrero el nivel de ejecución del presupuesto y el cumplimiento de las previsiones del equipo de gobierno, al informar sobre la comunicación remitida al Ministerio de Hacienda.

El también portavoz socialista comentó que los ingresos en las arcas municipales ascendieron a 67,3 millones de euros, cifra muy próxima al 100% de lo contemplado en el presupuesto, mientras que los gastos se acercaron a los 64 millones, en torno al 94% de la previsión inicial.

El responsable de la Hacienda municipal valora el resultado económico, con un nivel de endeudamiento muy por debajo del tope contemplado por la legislación y con 19 millones de euros en las cuentas del consistorio a principios de 2021, un millón más que un año antes.

El concejal de Ciudadanos David García-Foj, que ironizó porque la información fue remitida a los grupos a menos de 24 horas de la celebración del pleno, reprocha que se “cumpla a rajatabla” el capítulo de Ingresos del presupuesto en un año marcado por la pandemia con una caída del PIB nacional que no se producía desde la Guerra Civil.

También es crítico con las inversiones ejecutadas, por valor de 5,2 millones de euros, menos del 50% de los 13,4 millones que el Ayuntamiento presupuestó tras la incorporación de los remanentes de Tesorería de años anteriores.

El concejal socialista le respondió que el dinero de remanentes solo se pudo disponer a partir del mes de noviembre, por lo que considera imposible la ejecución de los proyectos de inversión en la ciudad en tan poco plazo, al tiempo que señala que los 5,2 millones que sí se han ejecutado prácticamente se corresponden con lo presupuestado inicialmente.

Indicó, por ejemplo, que fue necesario incluir una partida para el proyecto de restauración de la Muralla, en su tramo norte, que está cofinanciado por el 1,5% cultural del Gobierno de España, pero hasta final del año pasado no se tuvo la consignación del Ministerio.

Sandulli hace una “lectura opuesta” a la del gobierno municipal sobre la ejecución del presupuesto de 2020 y califica de “inadecuado su afán recaudatorio”, al tiempo que califica de propina la bonificación del Ayuntamiento por la tasa de basura y por la ocupación de la vía pública por terrazas o mercados al aire libre, 178.000 y 300.000 euros, respectivamente, una medida pensada para paliar los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia.

Ironiza con el objetivo del equipo de gobierno del “efecto de economía de arrastre” con las inversiones en obras, fundamentalmente a través de la incorporación de los remanentes de Tesorería, y dice que más bien “ustedes arrastran a la ciudad a la ruina”, además de criticar las inversiones en el edificio CIDE o el pago de indemnizaciones por el parking de José Zorrilla o por la Casa de la Parra.

García Zamora, que comparó la actividad del Ayuntamiento de Segovia ante la crisis económica con el “austericidio” de los gobiernos del PP durante la anterior recesión, califica de “mentiras” las acusaciones de falta de apoyo al tejido económico de la ciudad y replica que el consistorio segoviano ha sido el que mayor subvención ha recibido de la Junta de Castilla y León en toda la Comunidad Autónoma por los fondos destinados a reactivar el comercio local.