Bonos comercio carteles 4
Un establecimiento segoviano adherido a la campaña de bonos comercio. / ROCIO PARDOS

La conclusión de la campaña de bonos comercio y los desiguales resultados en la última convocatoria del Ayuntamiento han vuelto a desatar las críticas de la oposición municipal. Los portavoces del PP y Ciudadanos coincidieron ayer en constatar el “rotundo fracaso” que en su opinión ha supuesto esta iniciativa, en la que sólo se ha ejecutado el 35 por ciento del presupuesto total y que ha tenido una escasa repercusión en sectores como la hostelería sin terrazas o los alojamientos turísticos.

Desde el PP, Pablo Pérez manifestó que los datos y las cifras han dejado claro que “esta no es la vía para ayudar a la economía segoviana”, y señaló que sólo se han ejecutado 216.950 euros de los 535.000 presupuestados inicialmente, de los cuales 45.000 corresponden a una subvención procedente de la Junta de Castilla y León. Además, señaló que lo que realmente necesitan los comercios son “ayudas directas y no incentivos al consumo, puesto que su verdadero problema es de liquidez y solvencia”.

Para subrayar el “fracaso” de la campaña, puso como ejemplos las cifras de los bonos de autotaxi y los destinados a la hostelería sin terraza, y señaló que de los 60.000 euros previstos para los bonos para el servicio de autotaxi, tan sólo se han consumido 6.520 euros, es decir, un 10,8%; para la hostelería sin terraza habían destinado 125.000 euros y se han utilizado 4.940 euros, un 4% y en cuanto a los bonos para alojamientos turísticos, se habían previsto 125.000 euros y sólo se han descargado 4 bonos que, “aun siendo optimistas, y suponiendo que se hubiera consumido el importe máximo, habrían quedado sin utilizar 124.600 euros”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero ha lamentado “la escasísima acogida por parte de los hoteleros y restaurantes, así como el poco uso de los bonos taxi, lo cual demuestra que no se ha sabido conectar con las necesidades de estos gremios que requieren otro tipo de ayudas y colaboraciones”.

Para señalar que, “lejos de las cifras que anunció el equipo de gobierno, la realidad es que se ha utilizado el 39% del presupuesto dedicado a esta campaña, 328.250 euros van a quedar sin ejecutar, más de la mitad”.

También en la oposición, pero desde su punto de vista de apoyo al equipo de Gobierno, Podemos hace una valoración crítica del resultado de la campaña, y pide “autocrítica y reflexión”.

Su portavoz, Guillermo San Juan, señala que estos datos no son una sorpresa: “Se lo hemos planteado al gobierno municipal en múltiples ocasiones, en público y en privado: los plazos de esta edición, de apenas 20 días para canjear los descuentos, iba muy justo, y además el modelo de los bonos al consumo, que ha funcionado muy bien en el comercio local, no sirve para todo. Defendimos desde el primer momento que, en vez de bonos, era mejor poner en marcha ayudas directas tanto al taxi, como a la hostelería sin terraza y a los alojamientos turísticos, pero no se nos tuvo en cuenta. Ahora, quien sale perdiendo es Segovia, nuestras PYMES y autónomos, porque no van a recibir los más de 300.000 euros que había comprometidos en el acuerdo presupuestario con nuestra formación para el tejido económico”, lamentaba el edil de la formación morada.

Luquero insiste en el éxito rotundo de la iniciativa

La alcaldesa de Segovia volvió a reiterar su valoración de la campaña de bonos comercio, que no dudó en calificar de “éxito rotundo”, y señaló que su aplicación y puesta en marcha ha sido fruto del consenso emanado de la mesa de Diálogo Social. Así, indicó que la puesta en marcha de la iniciativa se realizó “en el momento en que los comerciantes han considerado más oportuno”, por lo que su repercusión en el comercio ha sido más relevante que en el resto de sectores convocados a estas ayudas.

Con respecto a la hostelería, reconoció la escasa repercusión en el sector, y señaló que la “poca receptividad” de los hosteleros pudo venir motivada por el repunte del turismo en el último trimestre, que ha hecho que los negocios de hostelería hayan mejorado sus cifras y “puede que no lo necesitaran tanto”. Asimismo, señaló que desde el Ayuntamiento “hemos hecho lo que había que hacer y no podemos obligar a nadie a adherirse a la campaña«.