Por una Navidad sin residuos

El Ayuntamiento recuerda la necesidad de mantener buenas prácticas medioambientales en una época en la que cada persona genera el doble de basura que el resto de días

3

El consumo y la generación de residuos se incrementa notablemente en el periodo navideño. Superadas las primeras fiestas, Nochebuena y Navidad, y ante la llegada de la Nochevieja y Reyes, el Ayuntamiento de Segovia quiere recordar la importancia de mantener buenas prácticas ambientales durante estos días.

En esta época del año, en la que se multiplica la generación de residuos, es fundamental insistir en la necesidad de continuar con los comportamientos sostenibles, tanto desde el punto de vista económico como ambiental, y de ser conscientes del distinto tratamiento que se debe dar a los diferentes tipos de residuos (envases plásticos, papel, cartón, vidrio…), que deben ser depositados en su correspondiente contenedor para una correcta recogida selectiva en origen.

Según los datos de los que se dispone, en Navidad cada habitante genera entre 1 kilo y medio y 2 kilos de basura de media al día, y más de la mitad son envoltorios y embalajes, especialmente el Día de Reyes. Ese volumen de residuos debe eliminarse de manera adecuada para evitar daños medioambientales y perjuicios a las arcas municipales.

Por eso es importante tener presentes algunos consejos útiles como evitar, en la medida de lo posible, productos de “usar y tirar” así como las latas y los alimentos envasados. Es recomendable elegir productos con envases retornables o reutilizables y guardar el papel de los regalos para volverlos a usar. Durante las Navidades el volumen de comidas aumenta y, con ello, el uso del aceite que también se puede reciclar. En cuanto al papel y cartón, y para evitar que los contenedores azules se colapsen, se recomienda evitar depositarlos los días punta y plegar las cajas.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se recuerda que los segovianos tienen a su disposición 1.853 contenedores para los residuos de las fracciones orgánica-resto, papel-cartón, vidrio, envases ligeros (de plástico, metal o brick), ropa y calzado, pilas y aceite doméstico, repartidos por todos los barrios de la capital, entidad local menor de Revenga y barrios incorporados.

De ellos la gran mayoría están destinados a material orgánico-resto, 1.074. Les siguen los 224 contenedores para papel y cartón, los 242 donde depositar los envases ligeros, los 221 para vidrio y los 92, de color rojo o integrados en los contenedores soterrados, para pilas. A estos hay que añadir los 44 para ropa y calzado usados y los 22 de color naranja en los que se puede echar el aceite doméstico (siempre en botellas de plástico correctamente cerradas).