Una niña muestra un cartel alusivo al derecho a la educación y al juego. / KAMARERO
Publicidad

Los centros educativos de la provincia de Segovia y las instituciones que trabajan con menores han organizado un amplio programa de actos con motivo de la celebración del Día de la Infancia en los que los niños segovianos han hablando en defensa de sus derechos pero también han  dado voz a todos aquellos silenciados por la pobreza, la marginación, la violencia, la explotación; a los más  vulnerables y desfavorecidos.

De hecho, muchas de las actividades desarrolladas este 20 de noviembre en patios de recreo, aulas y salones de actos han seguido el programa propuesto por Unicef que lleva el lema ‘Por mí y por todos mis compañeros’, una frase propia de juegos infantiles con la que se pretende, precisamente, “cambiar las reglas del juego” para mejorar la vida de todos los niños y contribuir a la igualdad.

En esta ocasión, la celebración del Día Mundial de los Niños tiene un valor especial porque coincide con el 30 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño firmada en 1989.

Este tratado internacional, adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas, reconoce a todas las personas menores de 18 años como sujetos de pleno derecho y, en sus 54 artículos, define los derechos humanos básicos de los que disfrutan la infancia y la adolescencia. Cuatro son los principales: la no discriminación, el interés superior del niño y de la niña, el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo y el derecho a la participación. Así ha sido recordado por los más de 200 niños y adolescentes, que han representado a diez centros de enseñanza de la ciudad de Segovia en La Alhóndiga. Allí ha tenido lugar, en la mañana de este miércoles, la actividad ‘30 años celebrando y participando’, convocado por el Consejo de Infancia y Adolescencia de Segovia. Los estudiantes se han trasladado cargados de ilusión desde centros ubicados por los distintos barrios de la ciudad, como por ejemplo el colegio Martín Chico de San Lorenzo, para mostrar su compromiso.

Los representantes de los centros que integran este Consejo han reivindicado que sus opiniones, ideas y propuestas sean consideradas en todos los temas presentes y futuros que les afectan, porque las decisiones que se tomen ahora comprometen su presente y su futuro.

Alumnos y profesores del colegio  Fray Juan de la Cruz, reconocido por Unicef  ‘Centro referente en educación de los derechos de la infancia y de la ciudadanía global, se han reunido en el salón de actos del Edificio Vicerrector Santiago Hidalgo para exponer el contenido de la Carta de los Derechos, a cargo de los escolares. También se han proyectado cortometrajes alusivos al tema de la jornada, se ha presentado el proyecto ‘Mediadoras y mediadores de patio’ y todos los asistentes han cantado la canción de los Derechos, que popularizaron Los Lunnis.

Ya en el patio del colegio los alumnos han dejado plasmadas las huellas de sus manos en un mural preparado por la artista y madre de escolar del centro, Carmen Gómez.S