Un autobús de la Línea 4 circula por la ciudad durante el estado de alarma. / Nerea Llorente
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia toma medidas y recuerda a la población la necesidad y obligatoriedad de permanecer en sus hogares mientras se mantenga el estado de alarma decretado por el Gobierno de España. Y es que, pese a la general excelente respuesta de la población, en los últimos días se han detectado varios casos de un uso incorrecto del transporte público.

Por ello, para vigilar que quién utiliza el autobús lo haga siempre cumpliendo con las situaciones que permiten el desplazamiento por la ciudad, Policía Local va a realizar controles específicos en las líneas de autobús en funcionamiento.

El Consistorio recuerda, por otra parte, que el servicio de transporte urbano cumple con las recomendaciones e instrucciones indicadas por el Ministerio de Transporte en materia de seguridad sanitaria. Se lleva a cabo la desinfección diaria de los vehículos y los trabajadores cuentan con mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico.

Además, desde que el transporte es gratuito los pasajeros entran por la parte trasera del autobús para evitar el contacto con los conductores, se ha prohibido el uso de los asientos posteriores a los conductores, se mantiene el aforo limitado y reducido de los autobuses y se han colocado carteles de buenas prácticas en la flota.

Uso reducido

Desde el 30 de marzo, fecha de la última reordenación del servicio –que conllevó el cierre total o parcial de casi una decena de líneas–, el número de viajes diarios registrados en las máquinas de los autobuses urbanos ronda los 600.