Guillermo San Juan y Pablo Fernández, ayer en rueda de prensa. / Guillermo San Juan y Pablo Fernández, ayer en rueda de prensa. / Guillermo San Juan y Pablo Fernández, ayer en rueda de prensa. / E. A.
Publicidad

“Hay que ser auténticos héroes para vivir en Segovia y pagar un alquiler de 700 euros de media con el tercer salario medio más bajo de toda la Comunidad”. Con esta frase resume el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, una situación que a juicio de la formación morada es fruto de la política de vivienda de la Junta pero también de políticas municipales “insuficientes”.

Fernández ha destacado en la Segovia que esta ciudad registra los alquileres más caro de todas las capitales de la Comunidad Autónoma y, por ejemplo, el pasado enero. “la mayor subida con respecto al año anterior, un 8,3% más según el portal más utilizado (idealista.com).

“Si hay alguna ciudad que debe declararse como zona tensionada, esta es Segovia”, ha afirmado el portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla y León, que ha estado acompañado en rueda de prensa por el concejal de la formación en el Ayuntamiento de Segovia, Guillermo San Juan y por Merche Marinero y Óscar García, coordinadora y delegado provincial del partido, respectivamente.

En cuanto a la política de vivienda por desarrollar en Segovia, Fernández ha puesto sobre la mesa “compromisos pendientes” como el sector de Las Lastras, donde ha apuntado que se pueden construir 180 viviendas protegidas, “cuestión fundamental para la capital segoviana”, ha apuntado.

En contraposición, ha resaltado los avances en la normativa estatal que está llevando a cabo el gobierno de coalición de PSOE y Podemos, como las medidas de protección para las familias más precarias y vulnerables frente a los desahucios por impagos de préstamos hipotecarios y rentas de alquiler anunciadas esta misma semana.

Sangría poblacional

Por su parte, San Juan ha recordado “el envejecimiento demográfico estructural de la ciudad” debido, entre otros factores, a la imposibilidad de obtener una vivienda asequible, lo que en su opinión ha empujado a miles de jóvenes a la zona periurbana de la capital.

El edil ha ofrecido algunas cifras como que desde 1999 Segovia ha perdido 7.000 residentes menores de 40 años, de los que la mayoría vive ahora en municipios ubicados en un radio de 25 kilómetros o que el 60% de los menores de 40 años vive de alquiler y destina hasta un 60% de sus ingresos al pago de la renta.

Por ese motivo, San Juan defiende como objetivo estratégico plantear medidas a nivel local que permitan modernizar los barrios y una vivienda asequible. Ha empezado por lanzar una propuesta consistente en que el Ayuntamiento desarrolle un programa de intermediación entre propietarios y particulares que dé seguridad jurídica frente a impagos a los primeros y al mismo tiempo permita precios justos a los segundos.

Para ponerla en marcha, señala la necesidad de reordenar prioridades en los presupuestos y reforzar la estructura de EVISEGO, la empresa municipal de vivienda y suelo.

Récord de desahucios

Por otro laod, los juzgados de la provincia practicaron un total de 101 lanzamientos el año pasado al amparo de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU; es decir se pusieron en marcha más de un centenar de desahucios por el impago del alquiler.

Se trata de la cifra más alta de la serie estadística con datos por provincias iniciada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en 2013 y supone 28 más que en 2018.

Si bien en 2015 la cifra descendió por debajo del medio centenar después de dos años rondando los 70 lanzamientos, a partir de 2017, cuando se registraron 67, la tendencia ha sido al alza.

El CGPJ advierte, sin embargo, que técnicamente no en todos los casos hubo desahucios inmediatos, ya que la estadística de lanzamientos practicados incluye los acuerdos judiciales que implican un cambio en la posesión de un inmueble independientemente de la fase en que se encuentre (entregas de posesión o resoluciones que suponen la entrega mediata –por mediación– como entrega voluntaria del bien a la parte directamente afectada o en el órgano judicial).

Por otro lado, esa estadística incluye tanto fincas rústicas como urbanas y no especifica cuántas de estas últimas son viviendas.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el mayor número de lanzamientos por la LAU se produjo en el partido judicial de Segovia; es decir en la capital y su entorno. Los seis juzgados de primera instancia e instrucción de Segovia suman 86 de los 101 practicados a lo largo de 2019, por 7 en el juzgado de Santa María la Real de Nieva, 5 en el de Cuéllar y 3 en el de Sepúlveda.

Por ejecuciones hipotecarias

En el caso de los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias –por el impago de los pagos de un crédito hipotecario y los intereses devengados– la tendencia ha sido la contraria. El año pasado se practicaron 35 frente a los 56 de 2018 o los 144 de 2017.

Sin embargo los procedimientos de ejecución hipotecaria judiciales se mantienen más o menos estable en los últimos dos años por encima de los 140 en la provincia.