Podemos aboga por fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad. / Kamarero
Publicidad

Podemos-Equo planteará en el pleno que el Ayuntamiento de Segovia celebrará el viernes de esta semana un ambicioso plan de movilidad sostenible con medidas transversales, que además garanticen la bioseguridad de los ciudadanos, por ejemplo favoreciendo la distancia mínima de seguridad, y prime la gestión directa municipal.

El portavoz de la formación morada en el Consistorio, Guillermo San Juan, ha enumerado, entre las medidas a poner en marcha, la ampliación de espacios peatonales, la mejora de la accesibilidad, la revisión de señalización y pasos de cebra y el fomento de programas educativos, como los caminos escolares seguros.

San Juan ha asegurado que “apostar por los desplazamientos a pie tiene que ser uno de los pilares de la movilidad en nuestra ciudad, y debemos tener en cuenta que, en los últimos meses, al concepto de seguridad vial se le ha añadido otra dimensión: la seguridad ante el virus. La prioridad del ayuntamiento tiene que ser garantizar espacios amplios y aceras adecuadas para poder mantener una distancia interpersonal suficiente”.

Otra línea de actuación para Podemos debe ser “facilitar, asentar y extender” el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano habitual y seguro en la ciudad. “Puede ser una forma de transporte muy eficaz para una parte de la población de nuestros barrios, aunque haya zonas de la ciudad donde sea menos accesible”, admite el edil.

Por este motivo, propone mejorar la seguridad para ciclistas, conductores y peatones, elaborar un ‘mapa de Segovia en bici’ y aumentar las zonas de aparcamiento seguro en ubicaciones estratégicas como locales municipales vacíos o aparcamientos públicos.

Como medida complementaria, Podemos propone también la puesta en marcha de ayudas económicas vinculadas al comercio local para la compra, arreglo o transformación a modalidad eléctrica de bicicletas.

Para realizar estas actuaciones de forma ágil y sin que sea gravoso para las arcas municipales, este grupo municipal considera que el Ayuntamiento debe tener el control directo sobre todos los servicios de movilidad que dependen de la institución. “Son de sobra conocidas las trabas administrativas y el coste derivado de contratos rígidos y desfasados como el de la ORA. Es momento de ser valientes y de posicionarse claramente: cambiar la movilidad de nuestra ciudad pasa necesariamente por una gestión directa, integral e integrada de los servicios municipales, sin chantajes ni corsés externos”, sostiene San Juan.

Por último, una tercera parte de los acuerdos que solicita a través de una moción al pleno municipal, consiste en exigir a la Junta su implicación en el fomento y sostenimiento del transporte público y la movilidad sostenible aportando a las entidades locales los recursos económicos necesarios y a que potencie el transporte metropolitano.