Estacion Autobuses Terrenos KAM6146
Vista general de la Estación de Autobuses de Segovia con el terreno situado junto a las dársenas. / Kamarero

Podemos propone al equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Segovia incluir en el nuevo estudio de viabilidad sobre la Estación de Autobuses “criterios coherentes con la emergencia climática que vivimos, con los cambios en la movilidad que ha impulsado la pandemia, con compromiso con la Agenda 2030, perspectiva de género y que no generen más desequilibrios entre los barrios de la ciudad”.

Así se pronuncia el portavoz de la formación morada en el Consistorio segoviano, Guillermo San Juan, quien defiende que el estudio analice en profundidad las ventajas de opciones “más allá de la nueva macroestación que defiende el gobierno de Luquero”, como la posibilidad de ampliar y mejorar la actual ubicación de la estación, complementándolo con un pequeño apeadero que funcione de intercambiador entre las distintas líneas de autobús (urbano, metropolitano y la línea regular de Madrid) con el tren de media distancia y otros medios de transporte en los terrenos de ADIF.

“Consideramos que esta opción, puede mejorar considerablemente la movilidad y la cohesión social de la ciudad, y evitaría incrementar el desequilibrio que ya existe en la ciudad, que concentra la mayoría de infraestructuras y administraciones en unas zonas y vacía otras”, argumenta San Juan.

Por otro lado, señala “el peligro de tomar la decisión de ubicar esta infraestructura únicamente bajo criterios del número de población que viva más cerca. Esto puede valer para construir un colegio, pero no una estación de autobuses. Si hablamos de transporte, es más importante valorar cómo está conectada, como cohesiona y equilibra el territorio, el de la capital y el de la provincia. Por eso queremos avanzar en la línea de las ciudades europeas en movilidad: Segovia tiene las condiciones óptimas para ser una ciudad ‘de quince minutos’; es decir, que no se tarde más de 15 minutos en acceder a algún medio de transporte”, señala el edil de Podemos-Equo.

Llama la atención especialmente sobre el “error” del equipo de gobierno de tomar como referencia los datos de 2019, previos a la pandemia. “La pandemia lo ha cambiado todo, y por lo tanto analizar y proyectar a futuro este impacto, sus consecuencias y sus causas tiene que tenerse muy en cuenta en la toma de decisiones de las administraciones. Hacer como que los dos últimos años no han existido, que Segovia hoy es la misma que en el 2019, es querer negar la realidad”, señala San Juan.

Finalmente, la formación morada propone incluir un análisis del impacto ambiental, huella de carbono y gasto energético de las distintas posibilidades, comparando especialmente las diferencias entre rehabilitar y ampliar un edificio ya existente o construir uno nuevo, avanzando en la toma de decisiones del ayuntamiento en base a una emergencia climática “que es más evidente que nunca”; tener en cuenta la Agenda 2030, con la que el Ayuntamiento ha adquirido un compromiso público para su cumplimiento, y también tener en cuenta la perspectiva de género en la decisión de ubicar esta infraestructura.

Sobre esto último sostiene: “que las mujeres y los hombres utilizamos el espacio público y los medios de transporte de forma distinta… no es una cosa que digamos desde Podemos, es que lo ponen de manifiesto múltiples estudios de movilidad en nuestro país”, y recalca que también la normativa contempla que debe tenerse en cuenta.

“Segovia merece repensar cómo y dónde ubicamos la estación de autobuses, porque creemos que es un error tomar decisiones a futuro sin tener en cuenta los importantes retos a los que nos enfrentamos: a la emergencia climática, a la pérdida y al envejecimiento de población, a la demanda social de igualdad entre mujeres y hombres, al nuevo escenario generado por la pandemia y todo lo que ha supuesto en nuestras vidas”, recalca San Juan.