Podemos pide a la Junta que la Residencia Mixta abra sus dos plantas cerradas

El líder de Podemos, Guillermo San Juan, recuerda que esta restricción impide que muchas personas vulnerables puedan acceder a este servicio en la provincia

Podemos Segovia ha reclamado “la apertura inmediata” de dos plantas de la Residencia Mixta, centro gestionado por la Junta de Castilla y León, que llevan “cerradas e infrautilizadas” desde hace diez años.

Su puesta en funcionamiento ha sido demandada por el tejido vecinal y diferentes fuerzas políticas a lo largo de este tiempo, situación que conecta con “el déficit de personal y recursos materiales para poder afrontar con garantías el derecho a la salud”.

Así se ha referido el portavoz municipal de Podemos en Segovia, Guillermo San Juan, quien dijo ayer que este cierre está suponiendo que a día de hoy decenas de personas no estén pudiendo utilizar estas plazas. “En una situación de excepcionalidad como esta, seguimos sin contar con los medios necesarios para dar la mejor atención a nuestros mayores”, ha lamentado San Juan.

En el marco de una rueda de prensa a la que ha acudido el portavoz de la formación morada en Castilla y León, Pablo Fernández, con motivo de la reivindicación de apertura de una Comisión de Investigación en las Cortes de Castilla y León para “conocer la verdad” sobre lo acaecido en las residencias de mayores durante los peores meses de la pandemia.
Podemos recuerda que el impacto de la pandemia en las residencias de mayores en Segovia se cifra, en el cálculo más conservador, en 400 personas, con una mortalidad total registrada de más de 700.

Recuerda Podemos que la situación de las personas mayores en las residencias ha sido objeto de todo tipo de denuncias por parte de familias, sindicatos, Fiscalía, ONG como Médicos sin fronteras o las resoluciones del mismo Procurador del Común, “y todas ellas ponen en evidencia los déficit del modelo de atención residencial y la gestión de la pandemia”.

Según recuerdan los responsables morados, en los últimos meses el Procurador del Común de Castilla y León ha emitido al menos cinco resoluciones sobre la atención social y sanitaria que han recibido las personas mayores en la comunidad, resoluciones que se han originado en la mayoría de los casos en las denuncias de familiares por la situación de sus familiares en multitud de centros. “En estos meses hemos sido testigos de mucho sufrimiento en las residencias de mayores, las familias tienen derecho a saber lo que ha ocurrido, la ciudadanía tiene derecho a saber la verdad porque solo sabiendo lo que ha pasado seremos capaces de enmendar los errores y que no vuelva a pasar”, afirma Pablo Fernández. “Por eso hemos solicitado hace ya muchos meses, y seguimos exigiendo una Comisión de Investigación en sede parlamentaria, más aun cuando el gobierno regional de C´s y PP ha incumplido de forma insultante uno de los compromisos más importantes del pacto que era un informe para conocer precisamente lo que ha ocurrido durante la pandemia en las residencias de nuestra comunidad”, señala el portavoz regional.

Para los morados, esta comisión no es el final del recorrido, es precisamente el punto de salida para repensar todo el modelo y mejorarlo, según. Un sistema que, en palabras de Fernández, “privilegia a los centros residenciales privados y donde las plazas públicas son abrumadoramente minoritarias, un sistema de atención que entrega el cuidado de nuestros mayores a manos de grandes grupos empresariales participados por fondos buitre”. Un sistema de atención que a juicio de la formación morada debe ser revisado y adaptado acorde a una atención mucho más flexible y centrada en las circunstancias de cada persona.
Según explica Julieta Alba, miembro de Podemos Segovia, este sistema de residencias ya partía de una situación de déficit de recursos y que ha tenido que recurrir de manera generalizada al confinamiento de los propios residentes en las habitaciones como única forma de garantizar la salud de las personas mayores, con el consiguiente impacto en la salud física y mental de nuestros mayores.

Además, Julieta Alba señaló también que la nueva guía de actuaciones en residencias es muy completa, pero quedará en papel mojado si no se aumentan recursos y personal. n