Varios viajeros se disponen a subir a un autobús de la línea de Madrid. / Kamarero
Varios viajeros se disponen a subir a un autobús de la línea de Madrid. / Kamarero

El concejal de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Segovia, Guillermo San Juan, ha denunciado públicamente lo que califica de aumento de recortes de expediciones y frecuencias que han sufrido este verano, desde principios de julio, los usuarios de la línea regular de autobuses entre Segovia y Madrid.

El portavoz de la formación morada ha explicado que esta situación es peor que en veranos anteriores ya que hasta el mes de junio había al menos ocho expediciones directas de salida a Madrid, y desde el 1 de julio, solo quedan la mitad. Según apuntan desde Podemos, esto es negativo tanto para los viajeros habituales de la capital como de la provincia.

Desde el grupo municipal, su portavoz ha expresado su preocupación “por el importante deterioro de un servicio, que a pesar de la reducción de viajeros por la pandemia utiliza más de millar y medio de segovianos y que ha recibido no menos de 4,5 millones de euros como subvención para el mantenimiento de la línea”.

“Aunque los usuarios reconocen que es habitual que en verano se supriman algunos servicios, lo que está pasando este año no tiene precedente: han suprimido la mitad de los servicios directos que había entre las 5.30 y las 7.00 de la mañana, incluido el directo de las 6.15 que sí existía otras temporadas estivales; no es normal que una persona que vive en Segovia y trabaja en Madrid tenga que coger un autobús a las 5.35 para estar en su trabajo a las 8 de la mañana”, afirma el concejal. Considera, además, que estos recortes de horarios se hacen a costa del tiempo de los viajeros habituales de la capital y de la provincia, de su conciliación, de su descanso y generando en muchas ocasiones problemas por retrasos en sus centros de trabajo.

Según Podemos, uno de los problemas de la línea es que la oferta de autobuses no siempre cubre la demanda, sobre todo en horas clave y de hecho parece habitual que viajeros abonados se queden sin billete, señala.

A corto plazo para la formación morada una de las soluciones es la recuperación inmediata de, como mínimo, los autobuses directos de salida a las 6.15 y el de vuelta directo a las 15.00, así como el reforzamiento del resto de autobuses directos. A juicio del concejal estas medidas mínimas “oxigenarían la disponibilidad de billetes de ida y vuelta para los segovianos y segovianas, tanto de la capital como de la provincia que dependen en gran medida del autobús para llegar a tiempo a sus trabajos en Madrid”.