El edil de Podemos-Equo, Guillermo San Juan, interviene en el pleno. / Kamarero
Publicidad

El grupo municipal de Podemos-Equo ha expresado su malestar por la aprobación en pleno de la modificación de la ordenación detallada en el PGOU del sector ‘Botes de Galdabra’, de Zamarramala. La propuesta validada en la última sesión plenaria del Ayuntamiento con los votos favorables de PSOE, PP e Izquierda Unida, la abstención de Ciudadanos, contó en consecuencia con el voto negativo de la formación morada.

El portavoz del grupo de Podemos-Equo, Guillermo San Juan San Juan, ha asegurado que se trata de una propuesta de modificación que prima los intereses privados de los promotores en detrimento del interés público. “Con esta modificación –ha dicho el edil– se reducen en 93 las plazas de aparcamiento en vía pública, disminuye en 800 m2 la edificabilidad para vivienda colectiva, aumenta la que se dedica a vivienda unifamiliar adosada y se pierden 1.830 m2 de uso dotacional privado”.

Además, San Juan ha puesto de manifiesto que la propuesta “tiene un impacto negativo en el patrimonio de la ciudad, ya que la ordenación propuesta se ve afectada por la Zona de protección de vistas desde el mirador del Alcázar propuesta por el DALS, de modo que con esta nueva ordenación lo primero que van a ver las personas que se asomen allí van a ser unos magníficos chalets adosados unifamiliares, solo al alcance de unos pocos”.

Razones por las que el portavoz morado ha justificado su rechazo a la propuesta, igualmente aprobada por la mayoría de la Corporación municipal.