El ejemplar contiene diversas ilustraciones de amigos del fotógrafo, que han querido reflejar su historia. / KAMARERO
El ejemplar contiene diversas ilustraciones de amigos del fotógrafo, que han querido reflejar su historia. / KAMARERO

La Asociación Cultural Plaza Mayor de Segovia presentó ayer la revista número 32, dedicada al homenaje y recuerdo del fotógrafo segoviano Fernando Peñalosa. La publicación contiene 28 páginas y 55 imágenes sobre su trabajo en El Adelantado y otras agencias de comunicación social.

El presidente de la asociación, Francisco del Caño, destacó la que para él es la foto “más curiosa” de la revista: una tomada en el Parador de Turismo, en la que Peñalosa aparece junto al actual Rey de España, Felipe VI, por aquel entonces Príncipe de Asturias. “Ahí estaba Fernando, de una forma humilde, sencilla, entrañable, sin querer tomar el protagonismo, como era habitual en él”, afirmó del Caño.

El ejemplar está compuesto por diversas ilustraciones de amigos del artista, que han querido reflejar su historia y su vida. Entre ellos se encuentran Miguel Velasco, Fernando Ortiz, Pablo Martín Cantalejo, Fernando Sanjosé, Carlos Muñoz o Angélica Tanarro. A ellos se unen dos redactores de El Adelantado: Florentino Descalzo y Juana Hita.

En la elaboración de la revista también han colaborado dos reconocidos caricaturistas de la provincia: José Orcajo y Antonio Madrigal. Sus trabajos ocupan las páginas centrales, aunque han destinado a la familia de Peñalosa una de las primeras fotografías, “que resulta entrañable”, en palabras del presidente de ‘Plaza Mayor’.

Por su parte, las imágenes corren a cargo de fotógrafos como Juan Martín ‘Chas’ o Ángel Kamarero, así como del archivo de este periódico y del propio artista y su familia. Estas reflejan su obra y su faceta más familiar.

Cada uno de los autores ha resaltado alguna de las características que definían al segoviano, al que Miguel Velasco se refiere como “un hombre sonriente”.

Peñalosa es el segundo fotógrafo al que la asociación homenajea. En la anterior ocasión, dedicaron el ejemplar a uno de los profesionales de la instantánea más galardonados, José María Heredero Arribas, fallecido en 2006