Piezas muy valiosas

Soledad Murillo destaca el “sentido de responsabilidad” de las nuevas generaciones de gitanos en su apuesta por la educación.

El III Encuentro contó con la intervención de la activista Soledad Murillo, profesora de Sociología de la Universidad de Salamanca, escritora y política, quien apostó por la mujer gitana como “correa de transmisión” de esta comunidad. Murillo recordó los avances que ha conseguido el pueblo gitano y sus mujeres, algunas de ellas ya incorporadas a los estudios universitarios y además con “gran sentido de la responsabilidad” puesto que lo hacen con la idea de que las futuras generaciones también accedan a enseñanzas superiores.

“El hecho de que haya una mujer que decida estudiar va a hacer cambiar la mentalidad de la sociedad gitana”, manifestó, a la vez que subrayó los beneficios que supone que ellas sean las encargadas del cuidado de los niños y la implicación emocional que demuestran con ellos.

Murillo dejó patente no obstante los retos por delante de esta comunidad, en la que sigue habiendo una gran tasa de absentismo escolar, matrimonios concertados y discriminación hacia las féminas, a las que se sigue viendo como madres y no permiten desarrollarse.

La profesora pidió a los hombres que, igual que saben distinguir el valor de piezas antiguas como buenos anticuarios que son, sepan diferenciar los valores de sus mujeres y no las vean sólo como esposas o madres.

En la misma línea se expresó la concejala de Medio Ambiente Paloma Maroto, quien llamó a seguir insistiendo en la educación como fórmula para lograr metas y ha destacado el fundamental papel de ellas en este engranaje. “Con las mujeres nadie puede, muchas familias salen adelante gracias a nosotras”, ha trasladado la concejal, quien ha animado a no dejar que los niños abandonen el colegio y a que sigan sus estudios en el instituto.

Maroto aprovechó para reclamar a los beneficiarios del programa de realojo que contribuyan para evitar conflictos y sigan las normas de convivencia

Desde la Junta de Castilla y León, el delegado territorial Javier López-Escobar destacó la importancia que tienen estos actos para reforzar el papel de la mujer de etnia gitana en la sociedad y en su comunidad. “Este encuentro es un ejemplo de la gran participación de la mujer gitana en Segovia por igualar los derechos entre hombres y mujeres dentro de su comunidad” manifestó durante el acto, a lo que añadió la importancia de la labor que tienen las mujeres en el papel de la educación de sus hijos.