Piden cárcel para un hostelero que no dio de alta a sus trabajadores

1282

La Fiscalía provincial de Segovia pide tres años de cárcel y una indemnización de unos 400 euros por un posible delito contra los derechos de los trabajadores, para el dueño de un restaurante que tuvo trabajando a varias personas en condiciones abusivas y sin darlas de alta en la Seguridad Social.

Según la información del Ministerio Fiscal, el restaurante estaba regentado por una persona  de nacionalidad extranjera.

Tuvo empleado a un hombre durante 40 días por los que cobró 60 euros, y al que insultaba. También a una mujer la tuvo trabajando 6 días por los que cobró 110 euros. Otra era menor de 16 años y trabajó cuatro días por los que percibió 40 euros, y a la que se dirigió también con diversos insultos. Además hubo otros dos empleados más irregularmente, uno de ellos fue interceptado por la Policía Local cuando conducía como repartidos un ciclomotor llevando comida.

En septiembre del año pasado, la Inspección de Trabajo de la Junta, junto con la Policía Nacional, comprobaron que el dueño del restaurante estaba incumpliendo la normativa en materia de Seguridad Social.

Finalmente, en noviembre de 2018 agentes de la Brigada Provincial de Extranjería detuvieron al dueño del restaurante y puesto a disposición judicial por un delito contra los derechos de los trabajadores.