07-1kama-Via-Roma-Suceso-Accidente-Atropello-Autobus-Urbano_KAM6802
El autobús siniestrado en Vía Roma acabó empotrándose contra un turismo estacionado. / KAMARERO

Ayer quedó visto para sentencia la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal n.º 2 de Segovia contra la conductora del autobús urbano por el accidente de tráfico ocurrido el 14 de agosto de 2018, en el que cinco personas resultaron heridas de diversa consideración y causó daños en ocho vehículos aparcados en la avenida Vía Roma, en el barrio de San Lorenzo de la capital.

En la conclusión de la vista oral, que ha durado dos días, el Ministerio Público modificó sus conclusiones provisionales de forma que elevó en tres meses la petición. de 18 a 21 meses, tras una nueva valoración efectuada a una de las víctimas durante el juicio. Además, la fiscal mantiene la petición de retirar el carné de conducir a la investigada , por un periodo de cuatro años.

Por su parte, la defensa mantuvo desde el comienzo de la vista la petición de libre absolución para su cliente. Aseguró en el juicio que ella actuó siempre ajustándose a lo establecido por la empresa y el Código de Circulación, de modo que ella no es responsable del accidente ocurrido en la Vía Roma.

Varias de las víctimas que resultaron heridas han sido ya indemnizadas, bien por sus compañías aseguradoras o por la del autobús urbano. En cambio, otro de los heridos mantiene aún el litigio debido a falta de acuerdo.

Por la sala de vistas del Juzgado han pasado 22 testigos, así como policías locales y algunos médicos forenses.

Los hechos analizados se remontan al 14 de agosto de 2018, en uno de los autobuses urbanos que cubría la Línea 2, que une el barrio de San Lorenzo con el casco histórico de la ciudad.

Con el vehículo parado, según se recogió en el auto de instrucción, la conductora se bajó del autobús por la puerta de los pasajeros a la vez que hablaba con un mecánico de la empresa por una incidencia que le marcaba el panel de mando. Pero el vehículo se desplazó debido a la pendiente e invadió el carril contrario al de circulación, causó heridas leves a cinco peatones, además de algunos vehículos que estaban estacionados y golpeó a dos farolas y a un muro de piedra.

La sentencia de la jueza dirimirá si la conductora abandonó el autobús sin poner el freno de mano, lo que causó que acabara invadiendo los dos sentidos de la circulación de la avenida Vía Roma.