Pedro Delgado, con Francisco Vázquez a su lado. / Nerea Llorente
Pedro Delgado, con Francisco Vázquez a su lado. / Nerea Llorente
Publicidad

Pedro Delgado, nuestro querido Perico, entró ayer oficialmente en el Olimpo segoviano. En rigor, llevaba allí morando ya bastante tiempo —al menos tres décadas— pero se requería de un acto público que certificara tal hecho. “Era absolutamente necesario un reconocimiento al más alto nivel”, defendió el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez. Y, ayer, a las 13,00 horas, el ciclista recibió el título de ‘Hijo Predilecto de la Provincia’, en presencia la corporación provincial, desquitándose así de su ausencia el pasado 8 de junio en la ceremonia previa al ‘Día de la Provincia’, donde debía recoger el mencionado galardón.

Abrió el acto de ayer la interpretación de la entradilla con dulzaina y tamboril. Y, acto seguido, la secretaria general de la Diputación, Lourdes Merino, leyó el acuerdo plenario por el que se nombraba Hijo Predilecto de la Provincia a Delgado, resaltando el “reconocimiento a nivel mundial” de sus éxitos deportivos.

Tomó a continuación la palabra Vázquez, quien después de justificar la no presencia del deportista en la gala celebrada en el teatro Juan Bravo —por un viaje a Japón programado meses atrás— repasó de forma breve la trayectoria del ciclista. El presidente de la Diputación recordó los “momentos inolvidables” que Delgado hizo pasar a los segovianos en los años 80 y primera mitad de los 90, aquellas tardes en las que toda la provincia se colocaba con nervios delante del televisor esperando ver un ataque del ciclista en la Vuelta a España o el Tour de Francia. “Era un espectáculo”, agregó el político del PP, poniendo especial énfasis en “la pasión” y “la lucha” que mostraba Delgado, “unos valores que los segovianos hacíamos propios”. Vázquez calificó al ciclista de “segoviano universal”, agradeciéndole que nunca olvidara sus raíces y su logro de “abrir Segovia al mundo”. De igual forma, quiso resaltar que Delgado “consiguió unir en torno a su figura a toda la provincia de Segovia”. “Hoy —quiso concluir Vázquez— corres en casa; siéntete querido en esta institución, que representa a todos los segovianos”.

Con su buen humor habitual, y sin un discurso preparado, nuestro querido Perico quiso, de inicio, agradecer la presencia en el acto de los miembros del Nuevo Mester de Juglaría —Medalla de Oro de la Provincia— y del periodista Alfredo Matesanz —Hijo Predilecto de la Provincia—. “Es un honor”, dijo, en referencia al título concedido, añadiendo que él se siente “encantado” de recibir “premios dados con el corazón” , pues “vienen bien la autoestima”. “Me siento muy querido”, añadió, en respuesta a Vázquez.

No quiso entretenerse Delgado hablando de su trayectoria deportiva, pero sí reparó en aquellos segovianos que, en algún momento de su vida, se han acercado a él para decirle (sic) “no te puedes imaginar lo que has significado para mí”. El ciclista relataba así confidencias escuchadas —pasadas y presentes—, subrayando que para él es “un orgullo” ser alguien de quien sus paisanos segovianos podían presumir. En ese sentido, rememoró a segovianos en el extranjero que “lo pasaban mal pero tenían la ilusión de verme triunfar”. De igual forma, el ciclista quiso advertir que sus victorias crearon entre los segovianos “un vínculo de orgullo por haber nacido en Segovia”. “Presumo de segoviano; Segovia es mi casa, mi zona de paz y lo va a ser siempre”, concluyó el ciclista, al que acompañó en el acto su hermana Marisa, concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Segovia.

A los medios de comunicación asistentes, el nuevo ‘Hijo Predilecto de la Provincia’ dijo que veía como algo “preocupante” el hecho de que en 2018 se cumplan 30 años de su victoria en el Tour de Francia, pues eso significa que “nos vamos haciendo mayores”. Y manifestó que en la próxima marcha cicloturista Pedro Delgado se homenajeará al equipo que hizo posible aquella gesta, el mítico Reynolds. Asistirán todos los integrantes de la escuadra, entre los que figuran Miguel Induráin, Ángel Arroyo y Julián Gorospe. Solamente faltará el francés Dominique Arnaud, fallecido a consecuencia del cáncer. “Unos, como yo, están más en forma, y otros tienen una forma más redonda, pero eso es lo menos importate; será un bonito reencuentro; a algunos hace 25 años que no les veo”, declaró. A nivel personal, Delgado afirmó encontrarse “bien” y “muy feliz”. “Y si de vez en cuento te dan un premio como éste, la autoestima se pone por las nubes”, indicó.

Como en todo acto al que acude Delgado, al final del mismo un buen número de los asistentes quiso hacerse una fotografía con él. No resulta extraño. Delgado es mucho más que el ciclista segoviano más laureado. Su figura trasciende del ámbito deportivo. Él es un personaje histórico. Posiblemente, el segoviano más famoso de la Historia. Y, desde ayer, ‘Hijo Predilecto de la Provincia’.