Una de las participantes deposita la basura recogida en los puntos establecidos durante la jornada. / M.G.

El armazón de lo que en su día fue una cuna, restos de lavabos y sanitarios, ruedas de vehículos, papel, cartón… conforman el catálogo de inmundicias que jalonan la cabecera del valle de Tejadilla, y que gracias a la acción altruista de algo más de medio centenar de segovianos y segovianas fueron recogidos y entregados al depósito de basuras en la limpieza colectiva que la Concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con la asociación Segovia por el Clima y el grupo ‘La Pandilla Basurilla’ llevó a cabo en la mañana del domingo.

El lugar elegido para esta acción medioambiental no es baladí. Este año, el Ayuntamiento comenzará a dar los primeros pasos para la recuperación integral de este espacio natural destinado a cerrar el ‘cinturón verde’ de la capital en un ambicioso proyecto para el que este año se destinarán cerca de dos millones de euros para comenzar los primeros trabajos.

El intenso frío de la jornada, con temperaturas bajo cero a la hora de comenzar el trabajo, no fue obstáculo para contar con una alta participación de público, por encima de lo esperado por los organizadores, que obligó incluso a reponer el material facilitado por la empresa concesionaria del servicio de limpieza viaria –bolsas de varios tamaños y guantes- pocos minutos después de iniciar la recogida de residuos.

Repartidos por varias zonas, los participantes ‘peinaron’ la zona para recoger los residuos esparcidos por la cabecera del valle, cuya ubicación sirve como excusa para tirar o dejar abandonada la basura transformándola en un vertedero incontrolado. Tras la recogida, los servicios de limpieza viaria se encargaron de recoger la basura acumulada para su posterior procesamiento.

Alejandro García, portavoz de Segovia por el Clima, señaló que el valle de Tejadilla “es una de las zonas con mayor valor ecológico de la ciudad”, y su recuperación será “una buena noticia para Segovia”; pero señaló que la acción ciudadana es vital a la hora de impulsar el trabajo de las instituciones para llevar adelante proyectos de este calado.

Entre los participantes se encontraba el concejal de Medio Ambiente Ángel Galindo, que predicando con el ejemplo, fue uno más a la hora de recoger la basura esparcida por la zona. El edil destacó también la importancia de la colaboración ciudadana en estas iniciativas, así como el esfuerzo del Ayuntamiento por incorporar políticas sostenibles que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.