Cambio contadores inteligentes
Un operario instala contadores inteligentes en un edificio de la capital segoviana. / E. A.

El gobierno municipal quiere que este invierno las familias segovianas con menos recursos puedan tener una ayuda para hacer frente a la factura de la luz; es decir, al elevado coste energético de sus viviendas por el aumento de las tarifas de electricidad, gas, etc.

La concejala de Servicios Sociales, Ana Peñalosa, ha recordado que ya el año pasado se llevó a cabo una convocatoria que recibió más de 200 solicitudes pero el objetivo es que estas ayudas puedan llegar a más población necesitada o con muchas dificultades para hacer frente a este incremento del gasto energético sobrevenido pero que por la forma en la que están regulados los niveles de renta para acceder a este tipo de subvenciones podrían quedar fuera.

En este sentido, ha explicado que se ha planteado a la Junta de Castilla y León un expediente de duplicidad. Este trámite ante la Comunidad Autónoma es un requisito que deben cumplir los ayuntamientos que pretenden ejercer nuevas competencias distintas de las propias y de las atribuidas por delegación poniendo en marcha nuevas actividades y servicios.

En la práctica se trata de solicitar un informe que especifique la inexistencia de duplicidades entre las competencias de la Comunidad y la nueva competencia municipal a desarrollar.

Precisamente, la edil de Izquierda Unida ha comentado recientemente que está a la espera de resolver con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, la aportación económica que la Gobierno autonómico aporta al Ayuntamiento de Segovia para el desarrollo de varios servicios sociales delegados, a través del denominado acuerdo marco.

El Ayuntamiento ha solicitado, por otra parte, más aportación económica para ampliar la plantilla del equipo de acción básica en los CEAS (centros de acción social), concretamente con un trabajador social, un psicólogo y un técnico medio para coordinación. Peñalosa se muestra confiada en obtener ese apoyo.

Las solicitudes de ayudas contra la pobreza energética pudieron presentarse en 2021 entre el 28 de octubre y el 15 de noviembre en los CEAS municipales y, para agilizar la campaña, fue el personal de recepción, y no los trabajadores sociales, quienes las recibieron.

Para esta concejala, la electricidad es uno de los elementos más importantes dentro del gasto global de una vivienda y por ese motivo el gobierno municipal decidió destinar el año pasado a este programa de ayudas 200.000 euros, mediante la modificación presupuestaria de una partida destinada inicialmente a vivienda.

Este año apunta que la partida inicial será de 100.000 euros, según ha indicado a El Adelantado, aunque “en función de la demanda se puede ampliar”.

La convocatoria de 2021 sirvió para sacar a la luz a personas ajenas a las ayudas de los servicios sociales municipales y revelaron una necesidad creciente entre pensionistas de la ciudad que por primera vez recurrieron a este recurso público para llegar a fin de mes.